Elecciones andaluzas

Susana Díaz defiende su campaña en "positivo y pensando" en Andalucía

  • Díaz ha estado apoyada en este acto en Chiclana por Pedro Sánchez. Es la primera vez que el presidente del Gobierno participa en la campaña de las elecciones andaluzas

Díaz y Sánchez, junto a Jiménez Barrios y José María Román, durante el acto en Chiclana. Díaz y Sánchez, junto a Jiménez Barrios y José María Román, durante el acto en Chiclana.

Díaz y Sánchez, junto a Jiménez Barrios y José María Román, durante el acto en Chiclana. / EFE

Comentarios 2

La presidenta de la Junta y candidata a la reelección por el PSOE-A en las elecciones autonómicas del 2 de diciembre, Susana Díaz, ha defendido este domingo la campaña "en positivo", sin recurrir al insulto y la crispación, y pensando sólo en Andalucía que están desarrollando los socialistas, frente a una derecha "rabiosa que no tiene límites".

Díaz ha señalado que ella quiere "ganar bien" para que esta tierra pueda seguir avanzando, y ha agradecido al presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, presente en el acto, que esté otorgando a esta tierra lo que por justicia le corresponde y, concretamente, su apuesta por la provincia de Cádiz.

Susana Díaz se ha pronunciado así durante un mitin en las Bodegas Vélez de Chiclana, en que también ha intervenido el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que es la primera vez que participa en la campaña de las elecciones andaluzas. El acto, según la organización, ha contado con la asistencia de más de 1.500 personas.

Durante su intervención, una espontánea ha proferido gritos contra la presidenta, portando una pancarta donde se leía 'Susana corrupción, voto nulo', y que ha sido desalojada de salón del mítin, mientras el público expresaba su apoyo a Susana Díaz al grito de "presidenta, presidenta" y aplaudiendo.

La presidenta ha pedido a los asistentes que nunca lleven la crispación al debate político porque los socialistas "no somos así", sino que "dejamos que cada uno se presente libremente y defienda sus ideas y no recurrimos al insulto". En su opinión, encanallar la vida pública siempre hace daño a la democracia.

Ha indicado que los socialistas quieren una mayoría amplia en las elecciones del 2 de diciembre para que nadie nos pare ni nos bloquee ni nos impida que sigamos avanzando en esta tierra. Ha añadido que el PSOE-A está haciendo una campaña en positivo, pensando en Andalucía, con acento andaluz, pidiendo para esta comunidad dentro y fuera de nuestra tierra, con un horizonte de ilusión, de alegría y de esperanza, mientras que enfrente haya seis, siete u ocho campañas dedicadas exclusivamente a meterse con el PSOE-A y con ella.

Ese es el retrato de la campaña, según la presidenta, un PSOE-A que sólo piensa en Andalucía, trabajando para esta tierra, y enfrente una "coalición de perdedores" que sólo está pensando cómo se une parar al PSOE-A, bloquear y frenar el avance de esta tierra.

Ha indicado que ve un PP que presenta un candidato "con derecho a devolución", en referencia a Juanma Moreno, al que no ha mencionado en ningún momento, mientras que Cs tiene un candidato a la Junta que se ha visto "eclipsado" en todo momento por el presidente nacional de ese partido, Albert Rivera, que está con su "competición personal" con Pablo Casado.

La presidenta ha insistido en que es una "falta de respeto" a la autonomía y el 28F que Casado y Rivera vengan durante esta campaña en Andalucía a hablar de otros territorios y a plantear las elecciones del 2D como "una primera vuelta de las elecciones generales". Ha apuntado que la Andalucía de hoy no se parece a esa Andalucía en blanco y negro que la derecha quiere seguir pintando. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios