Chiclana

El Pleno secunda de forma unánime el acuerdo con la plataforma de las AGB

  • Todos los concejales dieron el voto positivo al convenio firmado entre el equipo de gobierno y los vecinos por el que se aprueba un conjunto de medidas que complementen a la ordenanza

La Corporación municipal al completo respaldó ayer con su voto positivo el protocolo de intenciones firmado el martes entre el equipo de gobierno y la plataforma de afectados por la regularización de viviendas en las AGB, por el que ambas partes abren un nuevo marco de colaboración con el objetivo de que el proceso de regularización llegue a buen puerto.

De esta forma, todos los grupos políticos y los concejales no adscritos votaron a favor de dicho acuerdo, por el que el equipo de gobierno se compromete a introducir en la ordenanza una serie de modificaciones que darán respuesta a las principales demandas de la plataforma, y ésta retiraría los contenciosos interpuestos contra el documento.

Como "una gran noticia para los vecinos y para la ciudad en general" definió la mayor parte de los concejales el acuerdo alcanzado, aunque no faltó el enfrentamiento político a la hora de matizar quién o quiénes son más responsables de dicho logro o a quiénes había que achacar que este acuerdo no se hubiera alcanzado antes.

En cualquier caso, todos coincidieron en que se trata de un protocolo de intenciones que permitirá hacer avanzar el proceso de regularización de forma definitiva y de una forma más justa y ventajosa para los afectados.

Durante el debate, tras hacer la delegada de Urbanismo, Cándida Verdier, un recorrido por el proceso llevado hasta ahora y destacar el esfuerzo negociador realizado por ambas partes, fue el concejal no adscrito José Pedro Butrón el primero en mostrar su sorpresa por el giro inesperado de dicho proceso, que achacó a que "el PSOE ha vuelto a claudicar ante los vecinos y reconocer lo que hace un año aseguró que era inviable". Butrón exigió que se siga reclamando de la Junta su participación en el 50 por ciento de los costes.

Por su parte, Manuel Guerrero felicitó a la plataforma y a los afectados por el fruto de su trabajo y criticó que "este cambio se ha debido al temor de Román a perder votos en las próximas elecciones". Por último, Marín quiso emplear un tono conciliador, llegando incluso a reconocer el trabajo realizado por la delegada de Urbanismo, junto con el de la plataforma y los técnicos implicados, y manifestando en este sentido que "hoy no debe haber debate sobre vencedores y vencidos, sino alegrarnos todos porque son los vecinos los que verdaderamente han ganado con este acuerdo, del que nos sentimos plenamente partícipes porque fuimos el primer partido que se brindó a firmar esta declaración de intenciones".

Tras esta primera intervención de los portavoces, Verdier volvió a tomar la palabra criticando duramente la postura mantenida durante el proceso de negociación tanto por el PP como por Ernesto Marín, al que acuso de "haber estado escondido la mayor parte del tiempo". Fue el alcalde, José María Román, el que cerró el debate destacando que "mientras unos trabajaban otros estaban esperando a ver qué pasaba". Asimismo, Román quiso dejar claro que "este acuerdo, de máxima importancia, se produce en el marco y gracias a una ordenanza, la aprobada en marzo de 2010, que ha generado la confianza necesaria para que el proceso diera finalmente estos frutos".

Cabe destacar, por otra parte, que los trabajadores de la empresa Ocidys volvieron a reclamar ayer a las puertas del Consistorio el pago de las cantidades que la firma les adeuda desde hace más de siete meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios