Chiclana

Pesquerías de Chiclana reivindica su derecho a la almadraba de Sancti Petri

  • La empresa lamenta que la Secretaría General de Pesca no la incluya en el borrador de la norma que regula la pesca de atún rojo en España para poder actuar en el horizonte de 2019

Responsables de Pesquerías de Chiclana con el alcalde a finales del pasado mes en el Ayuntamiento. Responsables de Pesquerías de Chiclana con el alcalde a finales del pasado mes en el Ayuntamiento.

Responsables de Pesquerías de Chiclana con el alcalde a finales del pasado mes en el Ayuntamiento. / Sonia Ramos

La empresa Pesquerías de Chiclana, S.L. ha reivindicado ante la Secretaría General de Pesca su inclusión en el proyecto de Real Decreto sobre regulación de la pesca del atún rojo en aguas españolas para los próximos años, de manera que pueda ejercitar su derecho a operar desde la almadraba de Sancti Petri en la zona conocida como la antigua Chanca de Serafín.

En un comunicado, la empresa ha justificado esta petición para reactivar su licencia, obtenida tras ganar un concurso público en el año 2003, en la "más que previsible constatación oficial en los próximos días de la recuperación del stock de atún rojo por parte de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT)", y sobre todo ante "la evidencia de que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente está introduciendo a nuevos agentes (flota canaria, artes menores del Mediterráneo, del Estrecho y pesca recreativa) en el primer borrador de la normativa reguladora de la pesquería".

Jutifica su petición tras reactivar la licencia obtenida en un concurso público en el año 2003

Pesquerías de Chiclana, S.L. ha detallado que resultó adjudicataria de la licencia para pesca con arte de almadraba frente a Sancti Petri tras ganar en 2003 el concurso público convocado por el entonces llamado Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Pese a la fuerte inversión realizada para el inicio de la actividad, ante la "preocupante evolución del stock mundial de atún rojo" que derivó en la activación en 2006 de un Plan de Recuperación, "en un ejercicio de autorregulación y responsabilidad", la empresa solicitó en 2007 al Ministerio la suspensión temporal "sin pérdida de derechos" de la entrada en vigor de su licencia "hasta la recuperación de la especie".

La Secretaría General de Pesca accedió a esta petición en una resolución en la que "agradecía la iniciativa" a la empresa y "establecía el carácter revisable de dicha suspensión", a la vista de la evolución de la biomasa reproductora del stock de atún rojo debidamente constatada por los organismos científicos correspondientes.

Según ha asegurado la empresa, se da la circunstancia de que la almadraba de Sancti Petri estuvo "en las listas de ICCAT como almadraba autorizada para la pesca de atún rojo (número de serie ICCAT ATEC2ESP0007), disponiendo de permiso especial de pesca (ESP AL7)".

Asimismo, señala que "en los años 2008 y 2009 figuraba en el censo específico creado por el Ministerio" a raíz de la implementación del Plan de Recuperación Plurianual del Atún Rojo. Cuando dejó de aparecer en dicho censo en 2010, la empresa recurrió a los tribunales y, aunque su recurso fue rechazado, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid "estableció en su sentencia que podría ejercer efectivamente la licencia en el momento en el que se produjese la recuperación de la especie", apostilla.

En opinión de Pesquerías de Chiclana, S.L. "ese momento ha llegado siendo inminente la más que previsible constatación por parte de la ICCAT de esta circunstancia, lo que supondría el abandono del Plan de Recuperación para dar paso a un Plan de Ordenación de la Pesquería".

Ante esta perspectiva, la Administración española está trabajando desde hace meses en la elaboración de la nueva normativa que regulará la pesca del atún rojo en España. Pesquerías de Chiclana, S.L. viene participando en este proceso y ha asistido ya a dos reuniones celebradas el 18 de julio y el 10 de noviembre de este año en la Secretaría General de Pesca, donde viene "formulando alegaciones para hacer valer sus legítimos derechos de pesca".

La empresa ha lamentado que, pese a ello, la Secretaría General de Pesca haya "olvidado incluirla en el primer borrador de la norma, donde, sin embargo, sí se da acceso a determinados segmentos de la flota que no han tenido derechos de pesca o los han tenido muy limitados durante el Plan de Recuperación".

Pesquerías de Chiclana confía en que la Administración "corrija" esta circunstancia y su inclusión se produzca en futuros borradores de la norma, de manera que "pueda gozar de la cuota necesaria para que la almadraba de Sancti Petri sea una realidad y pueda capturar sus primeros atunes en el horizonte de 2019".

Cabe recordar que hace apenas 15 días, los responsables de la empresa, Diego Crespo y Álvaro Ramírez, en un encuentro con el alcalde, José María Román, y en el que también estuvieron presentes el delegado municipal de Fomento, Adrián Sánchez, y la directora gerente de la Organización de Productores Pesqueros (OPP) de Almadrabas, Marta Crespo, anunciaron su intención de calar una almadraba en Sancti Petri, una iniciativa que el regidor chiclanero catalogó como "muy importante" para la ciudad en términos históricos y económicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios