Chiclana

Oración en el Huerto no procesionará esta Semana Santa

  • La cofradía, que salió por primera vez en 2016, se encuentra intervenida por el Obispado debido a problemas surgidos en el cabildo de elecciones

Primera salida procesional de la Virgen de las Angustias, en 2016. Primera salida procesional de la Virgen de las Angustias, en 2016.

Primera salida procesional de la Virgen de las Angustias, en 2016. / sonia ramos

Comentarios 6

La joven hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Paz en su Sagrada Oración en el Huerto y María Santísima de las Angustias, con sede canónica en la Iglesia de San Sebastián y que procesionó por vez primera en la ciudad hace dos años durante la Semana Santa de 2016, se encuentra en estos momentos en una delicada situación, que le impedirá volver a encontrarse con sus fieles en las calles el próximo Domingo de Ramos, jornada en la que hace estación de penitencia la citada corporación.

Así lo han confirmado a este medio fuentes del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, desde donde se explica que, dado el proceso de intervención de la cofradía por parte del Obispado y los plazos que deben seguirse para la convocatoria de un nuevo cabildo de elecciones, la inminente llegada de la próxima Semana Santa hace ya totalmente inviable la salida procesional de esta corporación.

En este sentido, desde el propio Consejo se aclara que fue en torno a julio del pasado año cuando surgieron unos problemas en el seno de la cofradía, debido a la renuncia en el último momento de una parte importante de la lista que concurría al cabildo de elecciones que debía elegir a la nueva Junta de Gobierno de la hermandad. Tras esta circunstancia, y al no darse las condiciones necesarias para el normal desarrollo de la actividad de la cofradía, el citado cabildo de elecciones fue anulado y la hermandad fue intervenida por el Secretariado Diocesano de Hermandades y Cofradías, poniendo al frente de la misma una gestora para que se hiciera cargo de su gobierno provisional.

Una vez recabada la información necesaria, dicha gestora remitió al Obispado las conclusiones extraídas de la situación actual de la hermandad, tras lo cual desde el Secretariado Diocesano se requirió al anterior hermano mayor de la cofradía, Jordi Cruceira, las explicaciones correspondientes en relación a dicha situación.

En este sentido, desde el Consejo Local de Hermandades se argumenta que dicho requerimiento se realizó hace unos meses, pero no ha sido hasta principios del presente mes de enero cuando se ha conseguido notificar al interesado, tras varios intentos todos ellos sin éxito.

Es por ello que en la actualidad el Obispado sigue a la espera de recibir respuesta del anterior hermano mayor sobre los hechos que han acontecido en los últimos meses en la cofradía, para posteriormente adoptar las medidas correspondientes, entre las que estaría una nueva convocatoria de elecciones para que se eligiera nueva Junta. En cualquier caso, este proceso conlleva unos plazos y trámites que hacen inviable ya la salida procesional de la hermandad en 2018, por lo que la cofradía tendrá que ver pasar esta Semana Santa desde el interior del templo.

Cabe destacar, en relación con esta situación, que un grupo de hermanos, que no se ha identificado pese a serle requerida dicha identificación por este medio, ha acusado al comisario de la gestora, a través de un comunicado, de "dejadez" y de "incumplir las normas del Obispado", algo que ha sido desmentido por parte del Consejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios