Un menor detenido por la presunta muerte de su madre Los vecinos de Elisa califican a su hijo como un joven “introvertido y poco hablador”

  • Compañeros de trabajo la recuerdan como una "buena persona y trabajadora"

  • Vivía con el menor en las inmediaciones de la Venta López de Chiclana

Zona en la que residia la fallecida, en las inmediaciones de la Venta López. Zona en la que residia la fallecida, en las inmediaciones de la Venta López.

Zona en la que residia la fallecida, en las inmediaciones de la Venta López. / Sonia Ramos

Elisa Polo trabajaba a destajo como gobernanta en el Hotel Riu, una cadena a la que estaba vinculada desde hacía muchos años. De hecho, un compañero de trabajo cree recordar que se estableció en Chiclana para trabajar en el establecimiento hotelero de Novo Sancti Petri tras proceder de otro hotel de la firma en Lanzarote.

Según testimonios, trabajaba en la denominada zona noble y describieron a la fallecida como una “buena persona, muy vital y trabajadora” al tiempo que mostraban su incredulidad tras la noticia de su muerte supuestamente a manos de su hijo menor, adoptado y de origen ruso. Además, ya mostraron su consternación el día en que falleció Elisa, de 51 años, en su domicilio del municipio chiclanero.

La fallecida residía con su hijo en una vivienda unifamilar que se localiza en las cercanías de la Venta López, zona en la que se encuentran otros chalets, si bien los residentes de ese lugar apenas conocía a Elisa. En este sentido, desde la propia Venta López se señalaba que ella acudía a una parada de autobús frente al establecimiento hostelero para acompañar a su hijo, al que definieron como introvertido y poco hablador.

Además, otros testimonios indican que su pareja, Isidro Polo, que trabajaba como jefe de bares del mismo hotel, era una persona que no daba problemas y que realizaba su trabajo con profesionalidad. De todo esto hace dos años y algunos empleados del hotel no la conocían y otros no quería hablar del tema. Un asunto que aún que acarrea una larga investigación por parte de la Guardia Civil y que aún queda por cerrar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios