Chiclana

Decenas de musulmanes celebran el Ramadán en la mezquita de Chiclana

  • La comunidad islámica de la localidad cuenta desde hace un año con un nuevo templo

Imagen del interior de la mezquita, durante el rezo del mediodía. Imagen del interior de la mezquita, durante el rezo del mediodía.

Imagen del interior de la mezquita, durante el rezo del mediodía. / sonia ramos

La comunidad islámica afincada en Chiclana, una de las más numerosas de la provincia según los datos que manejan los responsables de este colectivo en la localidad, se encuentra en estos días celebrando el Ramadán, el mes sagrado para los musulmanes.

Y aunque para muchos chiclaneros es algo totalmente desconocido, esta importante comunidad cuenta desde hace ya casi una década con una mezquita en la ciudad donde celebra el rezo cada día, unas instalaciones que se ubican en el polígono La Hoya y que hace ahora en torno a un año fueron sustituidas por un nuevo templo. Así, aunque hay mezquitas en otras ciudades del entorno como Conil, Cádiz o Puerto Real, son muchos los musulmanes de localidades vecinas que vienen al templo de Chiclana.

Cada día, decenas de personas acuden a los cinco rezos que se celebran cada jornada en las instalaciones de la mezquita local, en algunos de los rezos por un número superior a los 150 asistentes, entre los que se encuentran, por ejemplo, conocidos deportistas como jugadores del Cádiz CF.

Durante este mes, el del Ramadán, los musulmanes deben abstenerse de comer, beber y mantener relaciones sexuales durante las horas de luz, desde el alba hasta la puesta de sol. Se trata del noveno mes del año en el calendario musulmán que varía de fechas según el calendario lunar y que en esta ocasión se celebra desde el 16 de mayo al 14 de junio. El Ramadán coincide con la fecha en la que el profeta Mahoma recibió la primera revelación del Corán, el libro sagrado de los musulmanes, y para los que profesan esta religión el ayuno y la abstinencia son prácticas que les ayudan a valorar los alimentos y bebidas de las que disponen el resto del año, a sentirse en bienestar con el propio cuerpo o a igualarse con el resto de miembros de la comunidad, sean cuales sean las riquezas materiales de cada uno.

En representación de la comunidad islámica de Chiclana, su presidente, Hamido Mohamed, asegura en declaraciones a este medio que la convivencia en la ciudad se desarrolla con total normalidad, afirmando que se sienten plenamente acogidos e integrados por una ciudad "acogedora y en la que no hemos tenido problemas de convivencia". Hamido también destaca entre las principales nacionalidades de los integrantes de este grupo religioso la marroquí, en un 90%, seguida de otras como la senegalesa, india, argelina o pakistaní.

Asimismo, tanto él como los imanes de la mezquita, Elmokhtar y Mohamed Garrad, reconocen que los actos de terrorismo cometidos por musulmanes en nombre de la religión les afectan, pero más a nivel interior que en las relaciones con su entorno, explicando en este sentido que "nos sentimos muy integrados con nuestros vecinos y, por norma general, no percibimos rechazo ni desconfianza cuando se producen estos atentados en otras partes del mundo". Asimismo, aseguran no entender cómo puede haber personas que se escuden en la religión para cometer estos actos, "entre otras cosas porque Islam significa paz y uno de sus pilares es el respeto, también a otras religiones", afirman.

Por este motivo, consideran necesaria una apertura de la comunidad islámica al entorno, de forma que se conozcan más en profundidad sus fundamentos y creencias, a través de charlas o encuentros, como los que están proyectando celebrar próximamente, entre otras cuestiones, para llevar a cabo la inauguración oficial de la mezquita invitando a representantes municipales y de otros colectivos de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios