Chiclana

Costas ya contempla la segunda fase de la ampliación del cauce del río Iro

  • Dicha actuación, aún por concretar, contaría con una inversión superior a los 2 millones

La Dirección General de Costas ya contempla entre sus planes las obras para el ensanchamiento del río Iro en el tramo que va desde la EDAR de Las Albinas hasta su desembocadura. Dicha actuación, que cataloga como "próxima a contratar", contaría con un presupuesto para su ejecución superior a los dos millones de euros y vendría a completar la que años atrás se realizó en el cauce urbano.

De este modo y a la espera de que dichas intenciones se conviertan en una realidad con fecha de obras concreta, este organismo, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, da un paso adelante con vistas a atender una de las viejas demandas del municipio y de sus distintos equipos de gobierno en favor de una actuación con la que se daría un paso casi definitivo de cara a evitar el riesgo de inundaciones en el casco urbano. Y es que, según señala en sus planes la Dirección General de Costas, con la realización de estas obras de ensanchamiento se garantizaría una evacuación de aguas de 300 metros cúbicos por segundo frente a los 100 actuales.

Dicha actuación, que de concretarse vendría a ser una de las primeras demandas del alcalde, José María Román, que atiende la nueva directora general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Alicia Paz Antolín, se desarrollaría, siempre teniendo en cuenta el proyecto inicial, a lo largo de un tramo de 3 kilómetros de longitud.

Concretamente, la actuación buscaría aumentar las actuales dimensiones del cauce, que pasarían a ser de entre 80 y 100 metros de ancho, dependiendo de los tramos.

Asimismo, según el proyecto demandado en la década de los 90, la iniciativa contaría con varias fases. Así, durante el primer kilómetro se construirían unos muros laterales que alcanzarían entre metro y metro y medio de altura, empleándose para ello arcilla procedente de los movimientos de fangos. Dichos muros se reforzarían con piedras en la parte de contacto con las aguas del río. A renglón seguido se abordaría la construcción de taludes de escasa inclinación a base de arcilla.

La ejecución de estas obras haría necesaria la extracción de fangos y el consiguiente dragado del río.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios