Chiclana

Concluyen las obras del plan de embellecimiento de la zona centro

  • La actuación, realizada en las calles Constitución, Ayala y Arroyuelo, ha contado con una inversión de 276.000 euros La remodelación de las calzadas, la nueva fuente y el mobiliario, principales novedades

El Ayuntamiento, a través de la Delegación Municipal de Vías y Obras, ha finalizado las obras de remodelación y mejora de la calle Constitución, con la colocación del mobiliario urbano, formado por bancos, papeleras y jardineras, así como una nueva fuente. En estas labores, que han tenido un plazo de ejecución de seis meses, se han empleado a siete personas de la localidad y han supuesto una inversión por parte del Consistorio de 159.997,13 euros.

Estas obras forman parte de las labores incluidas en el Plan de Embellecimiento del centro del municipio, puestas en marcha por el Consistorio desde el pasado enero, y que incluyen además los trabajos realizados en las calles Ayala y Arroyuelo, en las que el Ayuntamiento ha invertido 116.624,09 euros y que han contado con un plazo de ejecución de cuatro meses.

Por lo que se refiere a la calle Constitución, una vez finalizada esta intervención, la sección transversal de esta céntrica vía ha quedado compuesta por una calzada formada por dos tramos de 90 centímetros de ancho, en adoquín de granito aserrado y flameado, enmarcadas con una cenefa central, y dos laterales de losa de granito, hasta llegar al eje de la calle, siendo los acerados hasta las fachadas de losas de granito iguales a las cenefas, colocadas perpendicularmente al eje de la calle.

De manera complementaria, esta remodelación ha incluido la modificación y ampliación del número de imbornales ubicados en el centro de la calzada, debido al cambio de pendientes. Asimismo, se han realizado las infraestructuras necesarias para la eliminación en un futuro de los cruces aéreos de las instalaciones telefónicas y eléctricas.

Cabe destacar que, de cara a minimizar las molestias a los peatones y los comercios, estas obras se han ejecutado por tramos, comenzando por la zona central de la calzada y, posteriormente, las zonas que quedaron entre esta franja y las fachadas de los edificios comenzando por el lateral derecho.

En lo que concierne a las calles Ayala y Arroyuelo, las obras han consistido en el cambio del pavimento y la eliminación de los bordillos, de modo que la sección transversal ha quedado formada por una calzada con dos tramos en adoquín de granito aserrado y flameado, enmarcados con una cenefa central y dos laterales de losa de granito, hasta llegar a las fachadas, iguales a las cenefas colocadas perpendicularmente al eje de la calle, sobre una solera de hormigón y una capa de zahorra natural de regularización.

Asimismo, estos trabajos han permitido reforzar y modificar la red de sumideros, además de dejar previstos dos cruces de cuatro tubos, destinados a la eliminación, en un futuro, de los cruces aéreos de las instalaciones telefónicas, así como otros dos cruces de tres tubos, para instalaciones eléctricas.

Cabe recordar que, como se anunciara cuando se presentó el proyecto, esta actuación persigue dar una nueva imagen a una zona especialmente importante de la ciudad desde el punto de vista comercial y hostelero, de forma que se dote a dichas calles de un mayor atractivo para chiclaneros y visitantes que ayude a la dinamización del centro y al fomento de la actividad en el mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios