Polémica por un nuevo impuesto

Chiclana plantea al Consorcio la nulidad de la nueva tasa de basura

  • Vecinos de la ciudad reciben notificaciones para el pago de recibos a través de Diputación

  • El pago para las viviendas oscila entre los 38 y 67 euros y para las empresas entre 100 y 2.200 euros

Panorámica del casco urbano del término municipal de Chiclana.

Panorámica del casco urbano del término municipal de Chiclana. / Sonia Ramos (Chiclana)

La portavoz del Gobierno local de Chiclana, Cándida Verdier, y el delegado municipal de Hacienda y Medio Ambiente, Joaquín Guerrero, han señalado que, ante las propuestas de liquidación de la tasa de tratamiento de residuos que se está enviando a vecinos de la ciudad reclamando el pago de la tasa de basura consorcial del año 2016, se va a solicitar formalmente al Consorcio de Basuras la paralización del proceso y de la emisión de recibos. En este sentido, va a plantear la nulidad del procedimiento y del acuerdo adoptado por dicho Consorcio.

La citada tasa está siendo notificada a los contribuyentes de la localidad a través del Servicio de Recaudación de Diputación, si bien Verdier ha llamado a la tranquilidad a la ciudadanía. Recordó que en 2014 “el PP en el Ayuntamiento y en Diputación aprobaron una tasa consorcial de basura para la prestación del servicio de transferencia, transporte y tratamiento de los residuos municipales, con la que pretendían que los chiclaneros pagaran de su bolsillo la tasa de basura, al igual que los vecinos de las localidades de San Fernando y Puerto Real”.

Así, aseguró que el equipo de gobierno (PSOE-Ganemos) de Chiclana “sigue manteniendo el mismo posicionamiento que en 2014 tenía el grupo municipal del PSOE, es decir, en contra de esta tasa consorcial, por lo que pedimos que dé marcha atrás y se declare nulo el acuerdo sobre esta tasa”.

Por su parte, Guerrero indicó que al quedar pendiente el año 2016, se plantea al Consorcio la posibilidad de compensar los tres millones de euros que debe pagar Chiclana con cargo a dicho ejercicio con una deuda que dicho organismo tiene pendiente con el Ayuntamiento por una cantidad cercana a los 1,8 millones de euros por los servicios de gestión del punto de acopio del Carrascal y por el uso del vertedero de La Victoria, “mientras que el Ayuntamiento se compromete a hacerse cargo de la diferencia hasta los tres millones de euros pendientes. Esta propuesta fue reiterada en enero del presente año por el Ayuntamiento y aún no se ha obtenido respuesta por parte del Consorcio”.

Los pagos de esa tasa respecto a las viviendas oscila entre los 38 y 67 euros anuales, mientras que en las empresas sería entre 100 (locales de menos de 70 metros cuadrados) y 2.200 euros, en este último caso afectaría, entre otros, a los grandes hoteles, al año.

Desde el gobierno local se ha animado a la ciudadanía a presentar un recurso contra el pago de dicha tasa de tratamiento de residuos, e incluso desde el Ayuntamiento se ha señalado que facilitará el documento para que los vecinos puedan rellenarlo y expresar su rechazo al pago del recibo que reclama en Consorcio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios