Camino de Santiago Desde Chiclana hasta Santiago de Compostela en bicicleta

  • Cinco chiclaneros logran su objetivo tras recorrer pedaleando más de mil kilómetros en 15 días  

"Nunca te rindas, Camino de Santiago". Este era el logo que presentaban escrito en sus equipaciones cinco chiclaneros que se embarcaron en la aventura de alcanzar en bicicleta la ciudad compostelana desde Chiclana. El grupo estaba compuesto por Juan Aragón Flores, (El Liao) de 64 años; Manuel Ruíz Gaviño, con 52 años; Roberto Suárez Guerrero, de 37 años; Rubén Aragón Martín, de 29 años, y Manuel Ruíz Armario, de 28 años.

Además de los ciclistas acompañaban al grupo en una furgoneta camperizada y una autocaravana las respectivas mujeres de los miembros del grupo. Se trata de Leonor Armario Arminio, Ana Verdugo Ávila, Elena Soler Fuentes, Dionisia Martín Subirat y Leyre Montiel Verdugo.

Los cinco ciclistas chiclaneros partieron el pasado día 1 de octubre de la Iglesia Mayor de Chiclana (Parroquia San Juan Bautista) a las 8 de la mañana pedaleando en búsqueda de la Catedral de Santiago por el camino de la Vía de la Plata.

La forma en la que plantearon la aventura consistió en que los ciclistas pedaleaban mayoritariamente en el hueco de la mañana (aunque en numerosas ocasiones terminaron a las seis e incluso a las siete de la tarde), y luego hacían piña en el punto de encuentro con las mujeres (las cuales llevaban los vehículos de apoyo) desde que terminaban la etapa hasta el día siguiente por la mañana que empezaba la siguiente. Tanto los ciclistas como las mujeres pasaban la noche entre la furgoneta camperizada y la autocaravana.

La ruta realizada en bicicleta se llevó a cabo en 15 etapas, consiguiendo el objetivo  el pasado 15 de octubre tras llegar a la Plaza del Obradoiro, donde festejaron su gesta frente a la Catedral de Santiago de Compostela.

La primera etapa transcurrió desde Chiclana hasta Sevilla capital (126 kms), concretamente desde la Iglesia Mayor hasta el Estadio del Betis Benito Villamarín y así durante quince días sumaron en sus piernas la friolera de 1.131 kilómetros tras conseguir por fin llegar hasta tan deseado destino, la misma Catedral de Santiago de Compostela.

Los protagonistas de esta aventura relatan que cuando cruzaron el túnel que da paso a la plaza de la Catedral, los integrantes del grupo y las mujeres, que estaban allí esperándolos, empezaron a gritar y a aplaudir con gran ímpetu. De dichas celebraciones se hicieron partícipes toda la multitud que se encontraba en ese momento en la plaza, la cual empezó a aplaudir y a felicitar a voces al equipo por la gran hazaña conseguida. Entre lágrimas y gritos se abrazaron todos los integrantes del grupo y las mujeres que les acompañaban, celebrando que ese día, 15 de octubre de 2020, terminaban esta magnífica aventura, con un resultado totalmente satisfactorio, con algún que otro percance mecánico pero ninguno físico, que es lo que realmente importa.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios