Chiclana

El Centro del Vino y la Sal cataloga y clasifica su colección expositiva

  • Esta labor ha sido realizada por jóvenes del programa de los planes de empleo Emple@Joven

La delegada de Emsisa, Carmen Jiménez (izq.), con las autoras del trabajo en las instalaciones municipales. La delegada de Emsisa, Carmen Jiménez (izq.), con las autoras del trabajo en las instalaciones municipales.

La delegada de Emsisa, Carmen Jiménez (izq.), con las autoras del trabajo en las instalaciones municipales.

El Centro de Interpretación del Vino y la Sal cuenta ya con la clasificación, catalogación e inventario actualizados de su colección expositiva. Así lo ha anunciado la consejera delegada de Emsisa, Carmen Jiménez, durante la exposición del trabajo que se ha realizado en las instalaciones municipales, en la que ha estado acompaña por las personas que se han encargado de la ejecución del proyecto.

Esta exposición de las labores realizadas la han desarrollado los cinco jóvenes que han formado parte del proyecto 'Colección Expositiva: Catalogación e inventario de Centro de Interpretación del Vino y la Sal'. Todos ellos han sido contratados por el programa Emple@Joven de los planes de empleo de la Junta de Andalucía.

"Estos cinco jóvenes han realizado un gran trabajo, labor que también era necesaria para tener documentado todo el material del que disponemos en estas instalaciones, que, además, se va ampliando desde la apertura del centro", ha explicado Carmen Jiménez, que también ha agradecido la dedicación y la implicación de estos jóvenes durante estos seis meses de trabajo.

La delegada también ha señalado que los objetivos marcados por este proyecto han sido la identificación y localización de las piezas expositivas; la descripción, procedencia y medidas; la mejora fotográfica, la elaboración de mapas de distribución y situación del Centro de Interpretación, destacando el reconocimiento de las piezas almacenadas que no están expuestas, así como la elaboración fichas-conjuntos para conocer la distribución y el reconocimiento a nivel interno de cada pieza expuesta.

"Teniendo en cuenta estos objetivos y gracias a la labor de estos cinco jóvenes, contamos en estos momentos con un Catálogo con una disparidad de procedencias de las piezas y una amplitud clasificación de ellas, desde aperos de labranza a documentación administrativa", ha reseñado Carmen Jiménez, quien también ha incidido en que la elaboración "ha sido necesaria para tener una base en la que trabajar en un futuro con la llegada o retirada de piezas, de ahí la necesidad de tener una correcta y funcional catalogación y así hacer posible su constante actualización".

La finalidad de este catálogo es documentar dos sectores económicos (vino y sal) que han sido referentes en la historia de la ciudad, tener una guía de fácil acceso y hacer llegar a los ciudadanos y turistas con una mayor precisión los conocimientos que el Centro de Interpretación alberga. Un centro que ya es un referente en la ciudad y muestra de ello es que ha superado las 8.000 visitas en lo que va de año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios