Chiclana

El Ayuntamiento pide a la Plataforma que "no prosiga faltando a la verdad"

  • El gobierno municipal reacciona duramente contra el colectivo de afectados por la regularización de viviendas al que tilda de "insolidarios", al tiempo que le reclama que no "entorpezca el proceso"

La reacción del equipo de gobierno contra las últimas manifestaciones de la Plataforma de vecinos afectados por la regularización reafirma el convencimiento del Ayuntamiento de continuar adelante con su idea de aprobar sin más dilación las Ordenanzas ante la casi imposibilidad de alcanzar un acuerdo.

El Consistorio ha endurecido su postura con respecto a la Plataforma después de las declaraciones vertidas por este colectivo en la última reunión que mantuvo el pasado domingo en un restaurante de la Rana Verde y a la que asistió una abogada urbanista y la gran mayoría de las 42 entidades vecinales integradas en la Plataforma.

En este sentido, el Ayuntamiento instó ayer a la Plataforma a que "no impida que quienes quieran sumarse al proceso de regularización lo hagan, y que no prosiga faltando a la verdad en sus manifestaciones". "Es así de sencillo -añade- aprobamos una Ordenanzas porque hay muchísimos particulares y empresarios que nos lo están pidiendo, porque quieren contar con servicios o abrir nuevos negocios".

Desde el Consistorio se le pide a la Plataforma que "si hay quienes no quieren hacerlo, perfecto, cuando las Ordenanzas estén aprobadas no es obligatorio realizar las obras, pero que no impidan que quienes lo deseen lo hagan, eso es totalmente insolidario".

El gobierno local asegura que "cada día son más personas y colectivos los que nos demandan la aprobación de las Ordenanzas, porque quieren mejorar sus condiciones de vida y contar con agua, luz o alcantarillado, por ejemplo. A esas personas no podemos decirles que no, porque la aprobación de las Ordenanzas no obliga a todo el mundo a realizar estas obras, sólo a quienes lo deseen".

El Ayuntamiento manifiesta una vez más que los costes derivados de los trabajos de regularización deben recaer en los propios vecinos. "El pago de las obras corresponderá a aquellos que se verán beneficiados por ellas y, en ningún caso, el resto de chiclaneros puede hacerse cargo de ese coste. Es un principio inamovible, ecuánime y que entra en la cabeza de todo el mundo, salvo en algunos miembros de la Plataforma, que están entorpeciendo todo el proceso, faltando a la verdad", indica. Al respecto, insiste en que para el pago de las obras "se dan las máximas facilidades, con la posibilidad de un canon de unos 60 euros al mes". Ante ello, se pregunta "¿cómo se puede decir que se paga más o que el Ayuntamiento ganará dinero?". Para el gobierno local el proceso "es muy claro: los vecinos participan en todos los pasos, en la adjudicación de las obras y la supervisión de los trabajos, velan porque cada euro que se abone se invierta en infraestructuras. ¿Por qué se intenta bloquear el proceso con estas falsedades?", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios