Chiclana

Asodown consolida su proyecto de inserción laboral

  • Durante la temporada turística, dieciséis jóvenes trabajan en establecimientos y hoteles del Novo, donde adquieren una importante experiencia de cara a su futuro

Desde el año 2008, la integración en la sociedad tanto de personas con Síndrome de Down como de otras con minusvalías psíquicas ha sido el objetivo principal para la asociación Asodown. Un colectivo en el que, con la colaboración de los familiares y preparadores, ha realizado un difícil trabajo para tratar de encaminar la vida de esos jóvenes hacia la faceta laboral.

Su andadura comenzó con la inclusión de tres jóvenes en varias empresas de la ciudad y a día de hoy este número se eleva ya a 16, siendo el Hotel Valentín el que más personas ha contratado en esta época estival. Además de este hotel de la costa, existen otros que también han aceptado la iniciativa de la asociación como el Barrosa Park, Barrosa Garden y Sol Sancti Petri. Mientras que algunas tiendas de la localidad como La Pedriza, Ávila y En Camino también han decidido contratar sus servicios. Trabajos como lavandero, cocinero, reponedor, animador, camareros o trabajador de mantenimiento son algunos de los puestos que desempeñan los jóvenes con Síndrome de Down, los cuales están totalmente adaptados en su trabajo. Desde su llegada a sus respectivos puestos, estas personas han tenido una buena aceptación por parte, no sólo de sus compañeros de trabajo, sino también por la gran mayoría de la clientela.

No obstante, la Asociación Asodown se ha visto con multitud de problemas para hacer realidad su iniciativa, ya que se han encontrado con una serie de obstáculos para buscar aquellas empresas que alberguen a estos jóvenes. "En algunas empresas hemos tenido complicaciones debido a que piensan que son jóvenes que no pueden llegar a tener una capacidad igual a la de cualquier trabajador, algo totalmente incierto puesto que ellos desempeñan su labor igual a cualquier otra persona", afirma tanto la coordinadora de la asociación, Begoña Braojos, como la preparadora laboral, Verónica Domínguez. Los jóvenes han realizado una preparación previa durante los meses de octubre a junio gracias a la formación laboral que ha llevado a cabo la reseñada entidad y que una vez acabada su preparación están listos para comenzar su experiencia laboral.

"Terminado su ciclo de formación a cada uno se le busca una ocupación de acuerdo con sus posibilidades y características" apunta Braojos que junto a Domínguez considera que realizan "un trabajo satisfactorio y gratificante del que hemos obtenidos grandes frutos después de encontrarnos con obstáculos, pero aún así nunca nos hemos dado por vencidas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios