Chiclana

Alumnos de Fuentemar salen a la calle para reclamar sus empleos

  • Los jóvenes, con pancartas, se movilizaron ayer a las puertas del hotel y exigieron a los políticos que cumplieran su compromiso de colocarlos en empresas

"El Ayuntamiento no cumple y la Junta lo permite" o "Nos sentimos engañados", eran las proclamas que reflejaban ayer las pancartas de los alumnos que realizan cursos en el Hotel Escuela Fuentemar con el compromiso de un empleo.

En total, son 99 los afectados por unos cursos que pidió en su día el anterior equipo de gobierno del PP con el compromiso de contratar en empresas a un 60 por ciento de las personas que acabaran esas jornadas teóricas, cada una de ellas de unos seis meses de duración.

Los alumnos se apostaron durante toda la mañana de ayer en la puerta del Hotel Fuentemar con la intención de que las Administraciones públicas les prestaran atención. "Nosotros hemos cumplido haciendo los cursos, pero los políticos no", decía una joven afectada. Otra recalcaba que a muchos les ha costado "tiempo y dinero" hacer esos cursos, "lo hubieran dicho antes y me hubiera buscado la vida por otro lado", apostillaba otro joven.

Y es que la mayoría de ellos coinciden en que el incumplimiento de contratarlos ha salido a la luz hace pocos días, criticando que ellos no hubieran sido informados a tiempo de esas complicaciones por las que atraviesan ahora. Quisieron dejar claro que no culpaban a ningún partido político en concreto de su situación, "pero lo que está claro es que nosotros no somos los culpables de lo que está pasando".

Otra de las dificultades de un buen número de alumnos radica en que se les acaban las prestaciones del desempleo, sin contar con otros tantos que tienen hijos y una hipoteca por pagar.

"Han abusado de nosotros", comentaban varios de los jóvenes concentrados, ya que durante el desarrollo de los cursos aseguran que han dejado el hotel a punto para la clientela. En concreto, los alumnos indican que durante su preparación han acometido multitud de funciones como la de pintar y reparar la fachada del hotel, hacer las camas, labores de recepcionista y en el bar.... "Y todo gratis", matizaban.

Los alumnos no descartan emprender nuevas movilizaciones hasta que se aclare su situación. Asimismo, muchos de ellos aún continúan asistiendo a los cursos, pero con el desánimo y la poca esperanza de conseguir un puesto de trabajo, tal y como le prometieron en su día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios