Carnaval

Una noche inolvidable para la familia de Fernando Cabrera

El Concurso del Falla está plagado de intrahistorias que muchas veces pasan desapercibidas para el gran público, pero que a sus protagonistas le suponen el verdadero premio en este certamen cada vez más hipercompetitivo. Es el caso de Fernando Cabrera, bandurria del coro 'Ve limpiándote el culito que voy parriba', que perdió la visión hace siete años y hace tres encontró en el Carnaval el reto que necesitaba para seguir adelante tras el revés. Y este año, tiene a su izquierda todo un aliciente, como es su hijo Víctor Manuel, que a sus doce años ya sabe lo que es participar en el COAC, tocando la bandurria como su padre.

Fernando, que estuvo en el escenario del Falla junto a su perro guía 'Tuste', recuerda que la opción de compartir orquesta con su hijo surgió porque "él venía al ensayo con su bandurria después de ensayar con su coro juvenil y al final resultó que tocaba mejor que nosotros y lo incluimos en el grupo".

Este invidente, que perdió la vista como consecuencia de la diabetes, comenta que "el Carnaval fue un reto para mí hace tres años para salir de casa por la situación que tenía, y ahora salir con mi hijo es lo máximo".

Por su parte, Víctor Manuel, que saldrá también con el coro 'Desde el paraíso', reconoce que a sus 12 años (cumplidos el día 5) "esto impone muchísimo más que cuando actúas en infantiles y juveniles". Además, matiza que "sobre porque los aplausos son más de verdad".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios