Carnaval

El musical del Lupo pide plaza en la gran final

  • 'Los de gris' se coronan como los grandes triunfadores en una noche de nuevo muy igualada

Igualdad, igualdad, igualdad. En otra jornada sin claros vencedores ni vencidos, sin blanco y negro, Los de gris se coronaron como los grandes triunfadores. Claro. La chirigota del Lupo y de Popo, la más gaditana, la de la Viña, apunta muy alto en el Concurso de este Carnaval de Interés Turístico Internacional nuestro. El divertido musical de Grease fue capaz de poner de acuerdo al revoltoso público que anoche abarrotó el Gran Teatro Falla y reclamó a gritos una plaza en la gran final del viernes. Ni el glamour de las comparsas pudo competir con los kilos de brillantina de Danny Popo Suco y compañía. 

Primeras coplas de la noche de la mano del coro de Morera y Guimerá, que mejoró su nivel de letras respecto a pases anteriores. En el primer tango, aprovechando su tipo, invitan a los humanos a pensar en los males que son capaces de causar a los de su propia especie. "Destruyen vuestro planeta a bombas y metralletas, ¿a qué llamáis vosotros humanidad?". En el segundo, de tono aún más crítico, lamentan que este sea un pueblo que "solo sabe tragar, tragar y tragar" mientras "se sigue exprimiendo al pueblo". Dos muy buenas letras. En la línea los cuplés, el primero para su novia, que es un poquito fresca y les acaba dejando por uno de la comparsa de Tino -con su corresponiente cameo incorporado- y para lo que han aprendido de fútbol en Carranza, de todo menos goles. El popurrí sigue funcionando, un coro muy divertido.

La chirigota de Marcos Romero y Javi el Ojo disfrutó e hizo disfrutar al respetable en un tercer pase en el Concurso que fue un premio para ellos. Lo agradecieron en su primer pasodoble, recordando que "pisar tres veces el Falla es de privilegiados" y con recuerdo para todos aquellos compañeros que se han quedado en el camino. Buena letra. En el segundo piden, a imagen y semejanza de Artur Mas, un referéndum para que su tierra "esté libre del político corrupto que maltrata a Andalucía". Una de cal y una de arena en los cuplés, el primero para la trama china de Gao Ping y Nacho Vidal y el segundo, mejor, para los famosos que visitan los locales de ensayo de las agrupaciones. 

A continuación, la comparsa de Kike Remolino y José Manuel Cardoso volvió a defender su idea sobre las tablas. Primer pasodoble de autorreivindicación, defendiendo la suya como una comparsa "de Cádiz y de su provincia" con sangre chiclanera del Alemania, de los Majaras de El Puerto o de Barbate, entre otros. Con este tipo y este repertorio pretenden demostrar "la validez de la provincia". En el segundo, palito y agradecimiento a Canal Sur, lo primero por los retrasos en el pago a los compañeros carnavaleros y lo segundo por "dedicarle todo un canal" a los discapacitados y por programas como Tiene arreglo, de Toñi Moreno. Cuplés a la tristeza de Cristiano, que no pudo superar el fin de Arrayán, y para una conversación vía Whatsapp con su novia. Precioso el popurrí. El teatro se entregó a ellos, habrá que ver qué opina el jurado. 

El cuarteto de los Romero Castellón se metió de lleno en la pelea por los premios derrochando arte en su tercera aparición ante el público del Falla. De menos a más, lo dieron todo en un gran tema libre que dejó al teatro a sus pies. Simpática parodia en torno a una partida de bingo y cuplés, mejor en desarrollo que en remate, para el Samsung Note que se han comprado y para una vecina que come mucho. A más en el tema libre, sacando todo el jugo a los personajes del Veleta y el Lerele. Conversación carnavalera y nueva canción, en esta ocasión una rumbita sobre su iguana, que se ha puesto enorme. Golpes de genio, "la iguana iguana es king kong, la iguana iguana es king kong". No bajan el ritmo y van lanzados hacia la gran final. 

También llegó jugándose el pase a la gran final la comparsa de los Carapapa, luciendo un conjunto que da gusto oírlo. Tuvieron la mala suerte de coincidir en el primer pasodoble con el que acababan de cantar Los válidos, también al programa Tiene arreglo. Ellos piden que se lo pongan a los gobernantes para que vean como el pueblo buscan soluciones, ya que ellos "no tienen cojones" de hacerlo. En el segundo aprovechan su tipo para tratar el tema del abandono de animales, enfocado en la historia de un perro maltratado que pasa por su callejón. Le despiden con un consejo, "si sobrevives a esta haz como los gatos y no te fíes jamás de los hombres". Una letra que supo emocionar al teatro. Cuplés para las medidas de seguridad de la Cumbre y para el récord de Baumgartner, mejor el primero. El popurrí, una delicia. 

Tras un breve descanso, el coro de Faly Pastrana dio otro pasito hacia la gran final del viernes haciendo gala, como es habitual, de un gran conjunto de voces. Primer tango crítico con la monarquía y segundo en defensa del paso a horquilla frente a los "parguelas" que quieren importar el estilo sevillano. No entienden que algunos "tiren a nuestra tierra" para que se cargue como en Sevilla. "Cádiz ya tiene muchos años como para estar imitando a nadie. Vaya a hacer puñetas quien se siente más sevillano". Cuplés para el vídeo de Olvido Hormigos y para el salto de Baumgartner, que vuelve a estar de moda tras ser protagonista en preliminares. Nos cuentan una bonita historia en el popurrí, interpretado de lujo. 

Doblete de Kike Remolino, que repitió en esta ocasión con su chirigota defendiendo también una idea muy concreta, la del recortao maltratado por el Gobierno de Rajoy. Al presidente fueron sus pasodobles, el primero relacionado con los recortes que están afectando también a las despensas de los ciudadanos. El segundo va para "los sinvergüenzas" que nos han llevado a esta situación, se llamen como se llamen. "Rajoy, Zapatero, Aznar o González. A la hora de engañar al pueblo, todos son iguales". Cuplés para lo difícil que es llevarse a una chica a la cama en el bidón y para los flamencos que nunca hacen los finales, mejor el segundo. Buenos golpes en el popurrí. 

Del piso de abajo llegó la comparsa de Bienvenido, con la final como objetivo. De altura el primer pasodoble, en defensa de la educación pública. Como maestro, bien sabe el autor que "un pueblo sin cultura es la sepultura para el progreso. Un pueblo como el de antes, ¿o es que ya nadie se acuerda? La educación es de todos y no se toca". Segundo para Andalucía, soñando con un mañana sin terratenientes, sin miseria, sin tópicos, en el que el acento andaluz sea motivo de orgullo y no de vergüenza. "Qué lindo sería que fueran los Reyes Magos de Andalucía". Mismo tema, con diferente perspectiva pero mismo remate, para el primer cuplé. Mejor el segundo, cómo no a su no penalización en cuartos. Popurrí de altura en cuanto a música e interpretación. 

De cerrar la función se encargó una de las revelaciones de este año, Los de gris. La chirigota del Lupo y el Popo se confirmó como la gran sensación de su modalidad y fue la gran triunfadora de la noche. Sin el nombre de otros, el grupo del Lupo y el Popo apunta a finalista, si el jurado quiere. Pasodobles emotivos y con su puntito de reivindicación en el segundo. El primero para las chirigotas de su infancia, allá por el año 83. Quién tuviera siete años para volver a vivir aquellas sensaciones. Segundo para la morena de su barrio, guapísima y luchadora. Ni el cáncer, ni los recortes en Sanidad ni la moral mal entendida de una iglesia que aún censura la investigación con células madre le quitan las ganas de seguir luchando. Simpático primer cuplé, para su prima que es muy facha y no puede con los catalanes; y espectacular el segundo, que comienza con Usain Bolt y acaba con tirito para el jurado, muy exigente este año con las penalizaciones. De arte el popurrí, que redondea una actuación genial. Claros candidatos a la final.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios