Carnaval

El lunes, la jornada perfecta para hartarse de escuchar

  • El día preferido de los gaditanos es de nuevo el ideal para oír tangos y coplas callejeras sin las aglomeraciones del fin de semana, y además con buen tiempo

Un lunes espléndido. Sin amenaza de lluvia, sin arrolladoras bullas, ni asfixiantes aglomeraciones. Y con manojos de coplas brotando por las esquinas ya al mediodía. ¡Así que vamos a escuchar!

En la calle Sacramento, a sólo unos metros de la plaza Candelaria, los trovadores de la ilegal 'El trovar se va a acabar' reparten cuplecillos que tienen como protagonista a Belén Esteban, la mal  llamada princesa del pueblo: "Si princesa te han nombrado / cada vez que te veo la cara / yo quiero hacerme republicano", recitan estos alegres trovadores, que juran que "con Lady Di / sin duda yo la mandaba".

A unos metros, en la calle Montañés, decenas de personas mostraban su devoción a dos santos: San Servando y San Germán. Los patronos arrancaron carcajadas con su romancero. Y lo mismo hicieron los chirigoteros ilegales que visten mono rojo y que llevan las manos bien pegadas al mono  volante. Son 'Los hombres sin cuello', y ni que decir tiene que emulan al piloto español de Ferrari, Fernando Alonso. Una de las componentes de esta callejera comentaba en la plaza de El Palillero el buen ambiente que reinaba por las calles: "Hoy se está mucho mejor que ayer. El domingo todo el mundo estaba en la calle haciendo botellón, pero hoy, en cambio, la mayoría de las personas ha salido a escuchar. Y se agradece también que haya menos bullas. El público está más repartido, aunque de todas formas parece que hay menos gente que otros años". Una apreciación que también compartieron los integrantes de otras chirigotas, como la de 'Los jurados de misses', que andaban repartiendo cuplés por las inmediaciones de la plaza.

Pasadas las tres del mediodía, la chirigota semifinalista del Concurso de Agrupaciones 'Los antesdeayersterdays' congregaban a un nutrido público junto a las escalerillas del edificio de Correos, mientras que a unos metros, unos chirigoteros repartían coplas con una soga amarrada al cuello. Los vaqueros de '¡Qué mancha de colgaos!' se metieron al público en el bolsillo con su puesta de escena callejera y sus coplillas.

Pero como no sólo de coplas vive el carnavalero, los puestos de Las Flores intentaban hacer su agosto transformados en pequeños almacenes de tengo de todo: bocadillos, refrescos, moscatel, patatas, pitos de caña, serpentinas... Y lo mismo hicieron algunos de los puestos exteriores del mercado.

En esta zona de la ciudad se concentraban centenares de personas con ganas de escuchar tangos. Varios coros, como el ganador del primer premio en el certamen del Falla, 'Allegro molto vivace', cantaron su repertorio como antaño, junto a la restaurada plaza. Éste cerraba el primer recorrido del carrusel que abría el coro juvenil 'Diario de abordo'. Por el medio, otros coros arremolinaban al público, sobre todo en la zona del Merodio y el supermercado Carrefour. El sol a esa hora calentaba lo suyo.

Y otras bateas siguieron los otros recorridos de carruseles fijados. Por los alrededores de la plaza Mina se dejaron ver los coristas de 'Cádiz de cine'; las integrantes de 'Las napoleonas', que pedían al público que diera saltitos al ritmo de sus letras; los componentes de '5 de marzo', incluido Antonio El Alemania; los coristas de 'Para ti con cariño'; 'Qué fresquito lo tengo'; y del coro mixto 'La plaza de los colores'. Tangos y solecito, una gran combinación para un lunes de Carnaval espléndido.

Espléndido aunque pestilente. Pasear por algunas calles era ayer todo un castigo dado el insoportable hedor a orín. San Miguel era una de esas vías, pero a pesar del mal olor algún que otro grupo se atrevió a cantar cuplés allí. Lo hicieron los de la callejera 'Los tiesos por La Pepa', que representan a los diputados imortalizados en el Monumento a Las Cortes.

Y no muy lejos de allí, en la calle Ancha, 'Los monjes de Puerta Tierra' se rodearon de decenas de personas que agradecieron con cerrados aplausos sus simpáticas letras. Incluso muchos ciudadanos se animaron a comprarle el cd, por sólo tres euritos.

Por la calle Ancha también se dejaron ver los componentes del cuarteto 'Los que cogieron al mono Amedio y lo quitaron del medio', primer premio en el Concurso del Falla. Y como un aficionado más caminaba por allí el entrenador del Betis B y ex jugador del Cádiz Oli Álvarez. Quien sabe si vendría de escuchar a la comparsa 'Los currelantes' (segundo premio del COAC), que a primera hora de la tarde cantó en la plaza Jesús Nazareno.

Por la escalera de la Torre Tavira, sitio imprescindible para hacer una parada, cantaba la chirigota 'Las elegidas', con sus llamativos tipos y tocados de ninfas del Carnaval. Más de un aficionado les pidió alguna foto. Grupos oficiales en la calle hubo muchos: 'Los pobres diablos', 'Los creadores S.A.', 'Los ruleta', 'Los que se mojan de verdad' , 'La banda del casco antiguo', 'Aquí no hay quien viva' o 'Los Juaquín Pamplina', que cantaron sus coplas delante del museo de la Plaza Mina, espacio gaditano que reproducen en su nombre y en su forillo.

Y seguimos con el recorrido y con los personajes conocidos. La zona de San Agustín se ha convertido en otro lugar al que hay que acudir a escuchar. Lo saben Paz Padilla, Javier Ruibal o la teniente de alcaldesa Mercedes Colombo que delante de El Cañón 2, en la calle Rosario, escucharon la chirigota del Gómez y Emilio Rosado: 'Los que ponen la primera piedra y solamente la primera'. El grupo, con el tipo de políticos corruptos, atrajo a numerosos aficionados a ese rincón, taponando  ese hueco de la calle.

Mientras, no muy lejos, en la pequeña calle que hay entre Rosario y San Francisco, Marqués de Valdeíñigo, cantaba el Dúo Dinámico. Sí, Manolo y Ramón han vuelto con un disco sólo de cuplés. Subidos en una tarima, con micrófono y sus reconocibles chalecos rojos, a sus imitadores no les faltaba un detalle. Incluso el público llevaba carteles de su clubes de fans, por ejemplo, el de Villaconejo. La versión gaditana del Quisiera ser es para no perdérsela.

Y como es habitual, Los Guatifó tampoco faltaron a su cita en la misma plaza de San Agustín. Este año la 'Banca Guatifó, su banco de confianza' cogía fuerzas sobre las tres y media de la tarde, a la vez que los aficionados iban cogiendo posiciones. Los billetes, como si fueran del Monopoly pero personalizados con las caras de sus componentes, eran repartidos por doquier. A este banco le sobran los 'yacobraste', como se llama la moneda de su tierra.

Y del día a la noche. A partir de hoy las coplas de calle se trasladan a los alrededores de El Pópulo y al barrio de La Viña. Allí también se trasladarán los tangos en la noche del viernes.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios