Cuarteto del Gago| Concurso del Falla 2019 La odisea de Figue para llegar a las tablas del Falla

  • José Manuel Figueroa narra la experiencia de concursar con el pie roto y sobre la silla de ruedas, tras el accidente que sufrió en Carranza durante el partido benéfico de los Reyes Magos

“Este año voy al Falla como Subiela”. Éstas fueron la primeras palabras que José Manuel Figueroa Figue dijo tras caer al césped del Carranza con fractura de peroné durante el partido benéfico de los Reyes Magos. Un toque de humor para aguantar el tirón del doloroso accidente sobre el terreno de juego y que le ha servido para encarar con buena actitud la odisea en la que se ha convertido llegar al día del debut y el primero del concurso.

Así nos lo cuenta durante uno de los ensayos de ‘Este año nos retiramos’, en el Bar Flequi, en la Zona Franca gaditana. Sólo que nada de retiros, Figue quiso continuar con silla de ruedas incluida y la ‘pata’ por alto gracias a la ayuda del resto de componentes del cuarteto, que lo llevan y lo traen y que le empujan hacia “estos ratitos de ensayo, en los que veo un poco la luz y me sirven para desconectar”.

La decisión en realidad la tomaron precisamente ellos, Gago, Chicho y Miguel Ángel Moreno, a su vez autor del cuarteto junto a Cossi. “Yo no pensé en ningún momento en dejarlo. Ellos me preguntaron si tenía ganas de seguir, les dije que sí, lo vieron y hablaron durante un par de días, contemplaron las posibilidades, si era factible hacerlo y tiramos para adelante”, explica el carnavalero que este año suma casi dos décadas de concurso.

Decidieron hacer algunos cambios en los movimientos y poco más, de modo que “Chicho, que interpreta a un personaje más tranquilo, afrontaría algunos movimientos que eran míos ”. Pero no ha sido fácil para Figue verse sentado, “sobre todo en las cuartetas cantadas, que me cuestan más, porque son más altas de tono y estar de pie te sirve. Pero nada, las canto como en el flamenco”, ríe. Porque sentido de humor no le falta al cuartetero, que asegura que tampoco han querido aprovechar su convalecencia para introducir mucho chiste al texto. “Alguna pincelada por meter un poco de cachondeo, pero no hacemos apenas referencia al tema porque el repertorio ya iba bastante bien”.

Un repertorio que le ha servido para aliviar el mes y medio que suma de recuperación, que ha aprovechado para tragarse infinidad de series como “Gigantes, Arde Madrid, Vikingos” y leerse otra buena tanda de libros como “La Reina Roja de Juan Gómez Jurado y La verdad sobre el caso Harry Quebert de Joel Dicker”. Además “de muchas pelis y fútbol por un tubo”.

El día 14 tiene revisión y ya le confirman si puede apoyar el pie y así "hacer más llevadera la situación", sobre todo de cara a la calle, que también piensa cogerla por banda. Aunque se teme lo peor, “porque los muy mamones ya me han dicho que van a meter las bebidas en la silla, a ver si no se van a quitar de en medio y a ver cómo me vuelvo yo para mi casa”, vuelve a bromear.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios