Comparsa

La comparsa rosa

 Localidad: Cádiz

letra. Antonio Rivas Cabañas.

música. Raúl Cabrera.

director.  Agustín Correa Rodríguez.

el tipo. Tertulianos de un programa rosa de televisión.

En semifinales: Pedro Tamayo subido, como puede, a los tacones introduce los temas a tratar por esta televisiva comparsa que nos hablan del balconing y de un borracho arrepentido en los pasodobles de su pase semifinal. Quizás unos temas no con tanto poderío para aspirar a un pase que, por lo que llevamos visto en las dos anteriores fases del Concurso, parece complicado. El tipo, cierto es, es complicado y difícil de defender, pero este grupo de voces lo intenta y brilla, sobre todo, en varias cuartetas del popurrí. Antes, profundicemos un poquito en los pasodobles. En el primero hacen una división un tanto injusta. El socorrido ellos contra nosotros. En este caso ellos son los jóvenes ingleses y alemanes, parece que todos vienen a España a correrse la juerga; nosotros son los jóvenes españoles que viajan al extranjero, que todos se van para buscar curro. "Ellos son una vergüenza, nosotros valientes y orgullosos". En el siguiente, pasodoble-historia donde un padre al borde de la muerte le confiesa a su hijo que fue un canalla porque trató muy mal a su pareja. Le pide a su hijo que cuide a su pareja. En el primer cuplé con las ecografías en 4D se ven los detalles del bebé, pero cuando fue a ver a su niño saltaron los anuncios de Canal Sur. Y de la ecografía a un poco más al sur en el segundo cuplé, pues la mujer no se depila y tiene ya "un felpudo". No los veo como aspirantes a la final. 

En cuartos: Un tipo complicado por el que ha optado 'La comparsa rosa'. Comentaristas de programas del corazón que tienen a "media España" entretenida mientras que la otra media "está robando". Gran grupo que defiende con fuerza un tipo que necesita presentación. Vuelven las parodias entre piezas con el cuartetero Pedro Tamayo que nos introduce (muy simpático) en los temas a tocar. Primero "al catalán chico que no es el padre de Merche" sino a "Jordi Pujol". En este pasodoble le recuerdan al ex dirigente las lindenzas que le dedicó a los andaluces hace ya unos añitos, ahora ellos se ríen "en su cara" viendo como tenía "a su gente engañada" y cómo ha dejado "a Cataluña enterita de mierda". El segundo, otra crítica pero a la comparsa, a la modalidad. Se ven (al menos el autor) reacios a un carnaval donde prima el negocio. Claman porque la comparsa es "una empresa con oficiales de segunda y tercera" (ya saben, lo de que unos cobran más que otros en algunos grupos). Rematan diciendo que si "Paco Alba" levantara la cabeza gritaría "que se muera la comparsa y viva la chirigota".  Cuplés apto para esa media España que "está entretenida" con programas de cotilleos que ellos critican en su presentación y popurrí. Interpretación excesiva en algunos momentos pero es indiscutible que estamos ante un buen grupo. Este pase, sin embargo, me deja con dudas, sobre todo por los pasodobles. La semifinal es posible, claro, pero no segura.  

En preliminares: Es curioso que en un certamen como éste, donde la mayoría de los cuplés interpretados beben de programas de corazón, llegue una comparsa a parodiar el tipo de programa fuente de los personajes que dan vidilla a gran parte de las letras de este concurso. Pero bien, me gusta. Me camela lo que cantan en esta presentación que arranca, sin ambages, con sintonía tatareada, y que nos viene a decir que estos espacios “nos entretienen” nos hacen la vida “de color de rosa” para aborregarnos. Ya saben, la reinterpretación  de la sentencia de Marx, la televisión es el opio del pueblo. Ellos nos lo cuentan, nos lo cantan, divinamente, desde sus asiento de tertulianos. La seguridad, gusto y potencia en la interpretación no decae en los pasodobles con una melodía que sin ser extraordinaria se nos hace muy llevadera. Menos me interesa la intervención de Pedro del cuarteto de los Niños presentando los temas a tratar. El chico está sembrado pero creo que la comparsa se presenta bastante clara y tiene suficiente consistencia en sí misma. No lo necesitan. En la primera letra, muy concursera, reniengan de esa expectación que levantan las dos comparsas de la noche para cederles el minuto de gloria a las seis agrupaciones de la sesión, cuyos familiares se las han visto “negras” para conseguir una entrada. “Que se calle el fanatismo y el aplauso de mi copla vaya para todas ellas”, rematan. Del tributo a la crítica. Al Gobierno central con la percha del señor que se estrelló contra la sede del PP en Madrid. Un loco, dicen con ironía, y advirtiendo que como la cosa sigue igual seremos “cinco millones de locos” los que “reventemos” con esta situación. 

Cuplés con mejor desarrollo que remate pero muy por encima de la media de la modalidad. El primero (¡sorpresa!) a Belén Esteban “que se ha puesto como una hormigonera” de meterse “rayas de azúcar” . El segundo al mamading. Popurrí cañero con la programación televisiva donde lo que más brilla es el grupo. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios