El afinador de noticias

Si no es eso, si es cantar

A lo mejor lo he soñado pero juraría haber escuchado en más de una ocasión que el carnaval de Cádiz son dos coloretes y buenas coplas. De ahí que llame la atención lo elaborado de algunos disfraces y escenografías en relación a lo pobre de las composiciones. Mi maestro Antonio Gades, que de arte sabía tela, cuando veía algún espectáculo con exceso de escenografía y vestuario siempre decía: 'Si no es eso, si es bailar'.

¿El carnaval espectáculo sustituye al ingenio? ¿Síntoma de decadencia? Creo que la sencillez para decir lo más grande debe imperar, el máximo de expresión con el mínimo de medios es la clave, como en el cante. No vale disfrazar una copla de parafernalia si no huele a Cádiz. En lo que respecta a la música y las letras, muchos grupos, dando coba al respetable, utilizan argucias musicales muy poco de Cai. El arte gaditano no es el de coros con tangos interminables a base de semicadencias (ídem en pasodobles de comparsas y chirigotas); ni el de comparsas con 'peleas' entre octavillitas; ni el de miniparodias entre los números de chirigotas, mejores que el repertorio, o aquellas de pasodoble lacrimoso que dijo Yuyu hace unos días; o cuartetos sin ritmo ni rima de ninguna clase. Mientras, los romanceros siguen despreciados por el concurso ¿Porqué no participan en la boca del escenario, con el telón bajado, durante los intermedios entre agrupaciones? Así y todo es un alivio escuchar que Antonio Martín aún compone pasodoble en 3 por 4, ese 'vals de Cádiz' que tanto me gusta, el goyesco que me decía Villegas en referencia a los de Paco Alba, y del que tanto disfruté los años que estuve aprendiendo con mi amigo Pepe El Caja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios