DOÑA CUARESMA

Prueba superada

SEÑORAS y señores, no quepo en mí de gozo. Lo he conseguido. Creí que nunca iba a ser capaz de hacerlo.

Era como subir al Everest, como descubrir América, como poner un pie en la luna, como batir el récord de los cien metros lisos. No podía imaginarme que yo fuera capaz de superar un reto más difícil. ¡Qué verdad es que con esfuerzo, tesón y voluntad se consigue todo!

Y yo, a base de autodisciplina y con una gran fuerza interior lo he conseguido: me he leído entero un artículo de Fernando Santiago.

Cierto es que era una pieza meramente enunciativa: se limitaba a comentar la abundancia de motes, apodos, alias y sobrenombres que abundan en el mundo del Carnaval.

Ustedes tienen la ocasión de comprobarlo en el número de ayer de este periodicucho que desvirtúa el buen nombre del rotativo madre, utilizando -cómo no y también- el alias de "Diario del Carnaval".

Como pasa en el mundo patibulario, del hampa, suburbial y delincuencial, todos tienen un alias; como pasa en los pueblos, aldeas y recintos de catetos, todos tienen un apodo. El articulista utiliza y con razón, el término "alias", nunca el más noble "nombre artístico". ¿Por qué será?

Fernando: has dado en la clave. Por cierto ¿A ti cómo te dicen?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios