Doña Cuaresma

Mira quien va a hablar

ME hace gracia esto de los comparsistas. Son un ejemplo de hipocresía. 

Seguro que usted conoce en las agrupaciones a unos cuantos escaqueados de Astilleros, a algunos profesionales de la baja médica, a operarios y técnicos que no te dan factura para no cobrarte el IVA, a trabajadores del chapú sumergidos que no se dan de alta ni quieren por no pagar impuestos.

 

Seguro que conoce a algún artista del Carnaval que no está dado de alta como autónomos por intérprete, o sabe de agrupaciones que cobran por cantar en peñas, ferias o en entidades a las que la mitad de las veces ni les dan factura, ni les hacen la retención del IRPF, ni declaran el ingreso en las trimestrales.

 

Hay mucho empleo sumergido en el Carnaval. Habrá visto a algún postulante que vende CDs por un porcentaje que no declara y además no se saca la licencia de venta ambulante del Ayuntamiento. O sabe de algún parado que cobra el subsidio y sale en la agrupación, o de otros que están de baja pero para irse a cantar a la Feria de Lucena están sanos. ¿Y los que ronean de que engañan en la declaración de la renta?

 

Pues encima se ponen a largar de Bárcenas, de Griñán el de los eres, de Durán Lleida o de Urdangarín. ¡Pero si unos pocos de ustedes son iguales!

 

Si en el Falla soltaran unos cuantos inspectores de Hacienda y de Trabajo, al año siguiente no cantaba nadie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios