Carnaval

La madre que los parió

  • No hay autor de largo recorrido que no haya dedicado alguna vez un pasodoble a su madre. Algunas de esas letras han quedado para la historia.

La comparsa El Creador, el pasado 2016. La comparsa El Creador, el pasado 2016.

La comparsa El Creador, el pasado 2016.

A esas madres a las que aluden sus hijos en sus coplas le debe mucho el Carnaval. Ni más ni menos que haber alumbrado a grandísimos creadores que tanto nos han emocionado a lo largo de décadas. Y no es un tópico decir que de algo servirían las nanas por tanguillos que esas madres les cantaron asomadas a la cuna. Los copleros de la fiesta gaditana siempre han tenido una especial sensibilidad en en letras dedicadas a sus madres. El primer referente, o al menos el más conocido, es el pasodoble que el maestro Enrique Villegas escribió para su comparsa 'El oro de Andalucía' en 1964. Ahí, el autor plasma el sentimiento de un huérfano como él, que en su Ayamonte natal perdió a su madre con apenas ocho años, quedando al cuidado, al igual que sus hermanos, de su abuela materna. La copla en cuestión, de obligado cumplimiento en cualquier barbacoa de picaos del Carnaval, se refiere al Día de la Madre.

Lógicamente muchas han sido las letras a las madres en la historia del Carnaval, aunque en estas páginas solo podamos reproducir algunas de las más representativas, muchas de ellas cantadas en los últimos años, como es el caso de las que en 2016 compusieron tanto Jesús Bienvenido para 'La comunidad' como Tino Tovar para 'El creador'.

Otro de los pasodobles para el recuerdo es el que Martín, recreando aquella infancia en la calle San Vicente, hizo para 'Agua clara' en el Carnaval del 83. Aludiendo también a los paisajes de la infancia perdida, el portuense José Luis Arniz contaba a su madre en 'Los galanes' como estaban derribando "la casita grande" donde ella vivía.

Ya en 1991 Joaquín Quiñones en 'Anónimo gaditano' ofrecía un enfoque sobre la dualidad madre-abuela y su impagable criando entonces a su hija. El mismo autor cantó a la madre en 'La pensadora gaditana' (2009). Seis años más tarde, Antonio Martínez Ares dejaba en 'El vapor' uno de sus pasodobles más emblemáticos. En el mismo se hacía mayor, se iba de la casa materna para emprender otra vida, volaba del nido. "Antes de hacer las maletas quiero decirte chiquilla", ni más ni menos que una carta de despedida con el habitual tacto del coplero de Santa María.

Recordamos también un pasodoble de Juan Carlos Aragón en su chirigota de 2000 'Flamenkito apaleao'. En el mismo hacía un repaso por varios tipos de mujer para acabar muriendo en la única, la reina bonita de las mujeres. No es la única que este autor ha brindado a la figura materna, pues lo hizo además en comparsas como 'Los parias' o 'Los príncipes.

No se olviden otras formidables letras como la de la chirigota 'Los prejubilaos', de Love y compañía, que cantó un pasodoble en la que el maestro pedía a un niño una redacción sobre su familia. Como la de la chirigota 'Los psicolocos' de hace dos años. O la que compuso en 2016 'Remolino' para 'Los camellos'. O la del Canijo para su chirigota 'Los Juan Palómez...', de 2007. Hay tantas que tendríamos que escribir más páginas. Y si estos copleros dan las gracias a quienes les dieron la vida, los aficionados al Carnaval les agradecen haberlos traído al mundo con tanto talento.

El oro de Andalucía (1964) · Autor: Enrique Villegas

Ese día que a la madresle dedican to los años,to aquel que se llame hombredebiera de no olvidarlo.El regalo que es mejorpara una madrees besarla con amory abrazándola decir: "felicidades".Qué bonito es un regalocuando se quiere de veras,y decirle: "toma, madre,pa que te lo pongas de reloj pulsera.Qué mas quisieran algunospoder decir "madre mía",poder sentir su presenciaen los ratos de amarguray en los ratos de alegría.La losa de un cementeriocon unas letras muy negrashace soñar por las nochescon ese beso que nunca llega.En ese día de las madresque se acuerde quien la tengay dedique un homenajea lo más hermosoque existe en la tierra.

Anónimo gaditano (1991) · Autor: Joaquín Quiñones

Tenías la cuarentena,hija de mi corazón,cuando ya tomabas en brazosde tu abuela el biberón.Y te cantaba la nana,la nana, nanita, ea,que mi niña ya se duermeque si no viene la vieja.Pañales empapaítoscuántas veces te ha cambiaoy te ha dao mil cariciasen tu cuerpo sonrosao.Te enseñó a rezar de nochey a pedir por el abuelo,que Dios lo tenga en su gloriasin haberte dao ni un beso.Y te llevó, tantas mañanas ilusionácamino del colegio aquel,con sol, con frío, qué mas da,tenía que hacerte una mujery a las vecinas ronear: esta es mi nieta.Cuántos fines de semanayo me voy de cachondeoy ella loca de contentapor dormirte con un cuento,y aunque sé que tú la quieres,cuando empiece a chocheara mi madre de mi almano la vayas a olvidar.

Agua clara (1983) · Autor: Antonio Martín

Me viene a la mentecomo "ji" lo viera, como "ji" lo viera.calle San Vicentedonde yo naciera, donde yo naciera.Plaza la Cruz Verdecorazón del barrio, corazón del barrio,canastilla a cuestaspasaba a diario, pasaba a diario.Y allí estaba yoentre el corrillo de los niñosmientras tú me contemplabas,mare, ay mare, y triste de míque nunca supe del cariñoque encerraba tu miradade esos suspiros del almade esos besos que me dabas.El día que el destino me apartóde tu regazome sentí solo, me sentí solo,y a pesar que otra mujerme da su amormuchas noches recordándotete lloro.Por eso hoy vuelvo a ese mismo rincóncon mi infancia perdía,ay calle San Vicenteplazita la Cruz Verdedevuélveme a esos días,pa devolverle con el corazónese beso de amor a la mare mía.

La comunidad (2016) · Autor: Jesús Bienvenido

La mujer no es costilla de Adán es el milagro de la vida,la mujer no se rinde jamás,es irrompible aunque le escuezan las heridas.La mujer tan sobrenaturalla de la fuerza infinita.llora cuando tiene que llorar y resucita.La del amor eterno e inagotable,mujer maestra innata en el camino, la luchadora con espíritu indomable,la hechicera que convierte el agua en vino.Esa mujer, esa mujer, esa mujerque me sabe comprendertiene unos besos que curan desde un arañazohasta el dolor de la muerte. Esa mujer, esa mujerque lleva escrito en la pielque la vida no se da,que hay que saberla ganar,es la mayor de mis suertes La mujer más admirableque jamás he conocido,la de la sonrisa eterna,la mujer que me ha parío.La mujer de las mujeres, mujeres,y la hembra entre las hembras.Mi norte y mi libertad.La quiero tanto,la quiero tantoy quiero gritarlo ahora que aún no es tarde.La tierra sería la gloriasi se escribiera la historiacon heroínas como mi madre.La mujer no es costilla de Adán

Flamenkito apaleao (2000) · Autor: Juan Carlos Aragón

Sé de mujeres más bonitas que el balcón de la Alameda,son las que llevan en su carael Sur del mundo en primavera.Y de mujeres más valientes que los niños de La Habana,son las que pintan en su frentelas cinco puntas de Guevara.Y mujeres tan divinas que al morirno te dejan ni rezary mujeres más profundasque los clavos de mi tumba,y mujeres tan mujeres que al nacerlloran como una mujer.Sé de mujeres sin hombre,sin patria ni carretera,mujer que son de cualquieraque reniega de ser hombre.Sé de mujeres graciosas…Cádiz las hace distintas.Sé de mujeres buenasy de mujeres malas que no vale la penani siquiera nombrarlas.Sé de una viejecitaque es la que más me quiere,y esa es mi mare del alma, la reina bonitade las mujeres.

El creador (2016) · Autor: Tino Tovar

Le escuché decir, protestando a mi madreporqué no le hacía por los carnavales,una copla sencilla y se la dedicaraque yo a todos cantaba y jamás me acordabade mi viejita del alma. Y aunque sea guasa lo que dijera,si el río suena es que agua lleva,y antes de verla con esa penaafilo el verso a sangre y piedra.Tú que me diste todas las horas del relojy yo arrogante me olvidé de lo que hiciste,si entre tus brazos fue creciendo mi canción,como no voy a escribirte,como no voy a escribirte.Y asomada a tu ventana,ves como la vida viene y va,Y en esa ventana que de niño me llamabasvenga sube ya a almorzar.Y eres llama que se apaga,que aún conserva su calorde los años que se fueron,de tenerme entre tu pechoamamantandome de amor.Fue tu oficio amar sin condiciones,y tu casa el taller de tus proezas.Que sabe nadie de todas las cargas que llevaste a nuestra cuesta.Y por eso y por ser mi creadoraaquí en esta noche mi verso te escribo,y presume mañana en el barriode la copla que te hizo tu niño.

El vapor (1997) · Autor: Antonio Martínez Ares

Antes de hacer las maletasquiero decirte chiquilla,que la mitad de los besosy mas de cuatro "te quiero"hoy te lo doy en coplillas.Antes que llegue ese día,que algún día llegará,guardate en un rinconcitodos cositas de este niñoque creció sin avisar.Cuantas noches desvelá,que si los primeros dientes,el temor a la oscuridad.Te me has vuelto viejecitaen menos de un Carnaval,las vueltas que da la vida,yo pa lante, tú pa tras.Que más quisiera reina míaque decirle al que esta arribaque no te lleveque no te lleve nunca pa estar conmigo.Chiquilla, que más quisieraque el tiempo retrocedierapa que me vieras en la cunita dormiíto.Antes que no pueda vertedeja que bese tu frente,tus manos de biberones.¡No me olvides mi Princesa!Venga que hay que estudiar,tu pare te va a reñir,tu jarta de trabajary yo haciéndote sufrir.¿Maíta, donde estás?,cuentame un cuentoque he soñao que te vas,ay que te vas, ay que te vasy tengo miedo.

Los galanes (1972) · Autor: José Luis Arniz

En la Plaza la Herreríaestán tirando marela casita grandedonde tu vivías,ese patio vecinocon macetas de latadonde yo forjaba mis sueños de niño.Cuando vi derribar esa gran fortalezaun presagio fugaz me llenó de tristeza.Entonces yo me puse a recordarlos años de mi época infantil:guerreros en barquitos de cristal,mi jaca de marfil.Y contemplando esas cuatros paredesyo vi a la madre míarodeá de churumbeles.Alli donde nací te volví a vertan joven y bonita,mi rosita de ayerya se me ha ido quedandoblanca y marchita.Esa casita mare me ha hecho pensarque a todo en esta vidale llega su final.Tengo desde aquellos nomentoscomo un presentimiento que me hace delirarpienso con pena de que a mi viejecitaun día ya no la pueda besary se la lleve el tiempocomo a los Cimientosde aquella casita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios