Carnaval

Hurgando en el baúl de los recuerdos copleros

  • Las letras de las agrupaciones de la década de los 30 ahondan en asuntos candentes de entonces como la Segunda República y los sucesos de Casas Viejas

Con frecuencia, 'antiguo' suena a viejo, a polvo, polilla, a desván abandonado donde se va alguna vez con la curiosidad de ver cómo eran las cosas de otro tiempo.

La denominación de 'antiguos carnavales' no es señal de añoranza sino de solera, de algo vivo en Cádiz que no tiene que estar escondido. Hoy vamos a dirigir la mirada a las letras del Carnaval de los años treinta del siglo pasado.

· La inauguración de la plaza de toros coincidió con la desaparición del campo del fútbol del Español, situado en el lugar que hoy ocupa el colegio de San Felipe Neri. La chiquillería en sus juegos cambió la pelota de trapo por los 'trastos de matar' y así lo comentaron 'Los barrigones'.

· De todos es conocido que la plaza se inauguró en 1929, pero según las chirigotas, el coso abrió sus puertas sin haberse terminado. La agrupación 'La banda del Empastre', con su indumentaria exactamente igual que la auténtica y mítica banda musical, cantaba:

· Muchos espectáculos nocturnos se organizaron en la plaza de toros, entre ellos una novillada en la que se contrató a 'macanudo', un gallego, empleado de la limpieza pública que se prestaba a cualquier cachondeo.

Así lo vieron 'La murga del siglo XX'.

·Era también la época en que Paulino Uzcudum revalidaba su título frente a Primo Carnera y otros púgiles y los vendedores de 'Diario de Cádiz' pregonaban 'La Hojilla' con el combate de Uzcudum con Carnera.

La agrupación 'Los boxeadores' hablaban así del púgil español.

·En 1932, las agrupaciones dedicaron gran parte de su repertorio a la proclamación de la Segunda República. 'Los decapitadores' fue un coro que salió dirigido por el gran comparsista 'El Batato' y cantaban así:

· El gaditano Fermín Salvochea fue tema de un tango de otro coro de ese año 'Los libertadores franceses'.

· 'Los gauchos' fue una agrupación chirigotera que cantó así a la República.

· En 1933, 'Los fakires' cantaban a los sucesos de Casas Viejas:

·En 1933 y dada la situación por la que atravesaba el comercio de Cádiz, la Sociedad Gaditana de Fomento organizó lo que llamó La Semana Grande. Esto consistió en una serie de festejos, con cabalgata, alumbrado extraordinario por las principales calles. Un gran parque de atracciones se instaló en el Campo de las Balas, que estaba situado junto al hotel Atlántico, donde hoy están construidas las casas militares. En este campo, y de ahí su nombre, era donde hacían ejercicio de tiro los reclutas del Regimiento de Artillería, y servía al mismo tiempo de campo de fútbol. Eran los tiempos heroicos del balompié gaditano. Se celebraban partidos todos los domingos, entre dos equipos de la capital

Así enjuiciaban estas cosas la agrupación 'Cazadores inofensivos', en 1934.

Cuando la Semana Grande según nos dicen, pon, pon.

· En 1935, la situación de Cádiz era angustiosa por la falta de trabajo. Se organizó una comisión, con representaciones del comercio y la industria, para suplicar al ministro que diera a Cádiz trabajo en sus industrias navales. Y 'Los majos de Cádiz', en 1936, decía en uno de su tangos:

·En 1931 se empieza a imponer en Cádiz la moda del hombre destocado, lo que se le dio en llamar 'Sinsombrerismo'. Por lo visto algunas agrupaciones no encajaron bien la moda. Este es el caso de 'Los gauchos', una de las pocas agrupaciones de aquella época que bien podía compararse con las actuales por su finura de pasodobles y gracia fina en sus cuplés:

· La chirigota 'Los gitanos lañaores' tomó para una de sus coplas la noticia del equilibrista que atravesó la plaza la Flores:

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios