Con menos malaje

Hosteleros del Mentidero

CUANDO la Asociación de Coristas El Cañón creó y llevó a cabo el primer carrusel de coros por el barrio del Mentidero, aparte de dejarle el protagonismo a la presidenta de la asociación de vecinos, puso muy clarito sobre la mesa que los coristas no queríamos nada a cambio. La idea nació al ver cada año al barrio apartado de toda actividad en nuestra fiesta y dar a los gaditanos la impresión de que el Carnaval se celebraba de San Antonio a San Juan de Dios. 

Pues bien, ha llegado la hora de pedir y lo voy hacer con tiempo y a modo de sugerencia. Los carnavales que yo añoro son los de tangos en la calle y la gente escuchado con rigor y respeto. Debemos agarrarnos a la historia y recordar cómo quedaba la gente en silencio cuando empezaba la orquesta a sonar. 

 

Los bares deben funcionar a tope, con sus puertas abiertas, decorados para la ocasión y los servicios en condiciones para usarse. Nada de "averiado". Si se ponen las barras de metal en las puertas convertimos la plaza en chiringuitos con el consiguiente jaleo del que pide a vocinazos y del que sirve a tanto cliente a la vez. La gente debe consumir en los bares, dentro, y usar los baños, hablar, cantar, comer y lo que esté permitido. Pero dentro porque fuera hay un Carrusel de Coros y es para oírlo. De esta forma se consigue que vuestra plaza no parezca un gran botellón con gente con vasos y botellas en las manos, que dicho sea de paso es de mala educación. El que está oyendo ha de estar respetando al que canta y si le apetece aplaudir, aplauda y si quiere beber, comer, hablar, mear y otras cosas más, dentro del bar.

 

Denle importancia a lo que exteriorizo y no confundan el carrusel con la catetada de la cabronada popular. Los coros en la calle son la esencia de esta fiesta desde hace más de cien años. Si ustedes quieren que esto se mantenga y sea una realidad para el barrio, mediten sobre lo que expongo y os sugiero llevarlo a cabo. El carrusel de La viña agoniza por dos cosas: el horario y los mostradores de metal en las puertas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios