Doña Cuaresma

Concurso particular

Y digo yo una cosa. ¿Porqué tenemos que pagar todos los gaditanos el cuento este del Concurso Oficial de Agrupaciones? ¿Cuánto cuesta al erario público? ¿Porqué no se publica debidamente el costo real de ese certamen?

Lo lógico sería que los comparsistas organizaran su propio concurso. Ellos deben ser los que redacten sus reglamentos, dicten sus normas y, sobre todo, los que asuman el costo de la celebración.

No habría problemas para nadie. El municipio se ahorraría un importante dinero en seguridad, horas extraordinarias, bomberos, porteros, acomodadores, jurados, papeos diversos e invitaciones a los distintos personajillos que acuden al Falla.

Un concurso del tipo oficial es más propio de las Fiestas Típicas, con una Comisión municipal tutelando y vigilando el comportamiento de los comparsistas. Pero en Carnaval, en la que llaman fiesta de la Libertad, no pinta nada el Ayuntamiento.

Propongo que sean los mismos comparsistas los que organicen sus grititos y los que perciban íntegramente los beneficios. Si los hay.

Deben ser ellos los que alquilen el Teatro Falla para celebrar su concurso. Aunque creo de justicia que el Ayuntamiento colabore con el Carnaval cediendo gratis un coliseo. Y para ello propongo el lugar más idóneo: la jaula de los monos que hay en el Parque Genovés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios