Averquediceeste

El 3x4

ME gustaba el ambiente que mal se respiraba en aquellos bares que constituían la única diversión de los hombres, cuando no había televisor y las familias eran súper numerosas. Los bares olían a barriles añejos que por sus canillas destilaban, gota a gota, el exquisito vino de Chiclana. El olor del caldo chiclanero se rebujaba con el del serrín del suelo y con el aroma del mármol de las mesas, en donde se debatían grandes batallas al tute con cartas usadas que golpeaban contra las mesas, mientras aspiraban el humo del cigarrillo que colgaba de las comisuras de muchos de aquellos hombres. Me encantaban estos bares porque en algunos de ellos decoraban sus paredes con fotos de chirigotas y coros de años muy anteriores. Eran como pequeños museos en donde se mostraba, a modo de única aula de cultura, la historia y la riqueza de nuestra fiesta, sus coplas y quienes las interpretaban. El Cuco, La Tienda La Cabra y el Bar Juani, del hermano del conocido autor de carnaval Antonio Torres, eran ejemplos vivos de estos museos y cuando llegabas a ellos te contagiabas de ganas de cantar coplas. Al mismo tiempo te impregnabas de deseos de estar algún día en alguna que otra foto de estos sitios.

Los tiempos y los nuevos y modernos estilos de decoración acabaron por hacer desaparecer esta costumbre de tener en las paredes a los protagonistas de nuestra fiesta.

Cuando creíamos que nunca más tendríamos en Cádiz sitios así de gaditanos y de auténticos, surgieron Paqui y Currito, que apostaron por esta buena costumbre de rodear a su clientela de personajes, agrupaciones y de recuerdos. Llega gente de Loretopallá y vibran porque al tiempo que degustan un pirulito de cerveza,están saboreando y disfrutando con la expresión del Selu en 'Los Enteraos' o con el sentimiento de Paquito el Catalán cantando. Entre pirulito y fotos sacan sus cámaras y se llevan para su ciudad de origen un trozo de concurso, un cachito del teatro Falla; en definitiva: una mijita de nosotros. Yo respeto al que abre un bar y pone en la pared la foto de un torero guapito, aunque en Cádiz no hay plaza de toros pero sí hay Gran Teatro Falla. Tenemos que ser comercial de lo nuestro, de lo que tenemos. Debemos exponer nuestra riqueza, que es un atractivo para miles de personas de toda España, para atraerlos a nuestra tierra y que luego se vayan hablando maravillas de nosotros y de la Tacita. Hoy comienza un concurso más en el Falla, en donde se plasmarán nuevos tipos, insólitas imágenes y donde captarán los sentimientos del gaditano a la hora de decirle a su tierra "te quiero". Sentimientos que luego se verán reflejados en las paredes de este templo de los aficionados a nuestro Carnaval: el Kaserón del 3x4.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios