Cádiz CF

La ventaja de los descendidos

  • Los equipos que bajan reciben una inyección económica de la LFP que no tienen los demás

Juan Ramón López Muñiz es el técnico del Málaga, club que recibirá 19 millones tras el descenso. Juan Ramón López Muñiz es el técnico del Málaga, club que recibirá 19 millones tras el descenso.

Juan Ramón López Muñiz es el técnico del Málaga, club que recibirá 19 millones tras el descenso. / m. bruque / efe

Hay equipos que parten con ventaja económica a la hora de confeccionar la plantilla. Tienen más pasta que los demás. Son los recién descendidos. La pérdida de la categoría supone un doble varapalo, deportivo y económico, que queda compensado con una ayuda en forma de dinero que facilita la Liga de Fútbol Profesional.

Málaga, Unión Deportiva Las Palmas y Deportivo de La Coruña bajaron de Primera a Segunda A y para amortiguar el golpe recibirán aportaciones del órgano rector del fútbol profesional que le harán partir en una situación ventajosa respecto al resto de sus adversarios. El conjunto malagueño, por ejemplo, recibirá una ayuda de 19,3 millones de euros, según apuntó la web palco23. La lluvia de millones le llega gracias a sus diez temporadas consecutivas en la división de los clubes más fuertes. Sólo esa subvención superará con creces el presupuesto de numerosos clubes, entre ellos el del Cádiz.

La entidad de la Costa del Sol podría llegar a manejar hasta 30 millones de presupuesto, que sería el mayor de LaLiga 1|2|3 y por tanto le otorgaría el claro papel de favorito al ascenso. Le acompañará esa exigencia. La diferencia con el resto de los equipos sería abismal excepto con el Deportivo y Las Palmas, que también contarán con apoyo económico de la LFP, aunque con una cuantía menor que la percibida por el Málaga porque en la última década han pasado menos campañas en la categoría más alta.

El equipo gallego recibirá una ayuda de 13 millones y la aportación al canario será de unos 11 millones. Están obligados a pelear en la parte alta.

Los tres que bajaron tendrán más dinero para confeccionar sus respectivas plantillas, aunque los billetes no son una garantía de éxito. El Granada, que tras caer de Primera dispuso del tope salarial más alto -casi 18 millones de euros-, ni siquiera se metió en el play-off y no pasó de la décima posición. Sin embargo, al Huesca le bastó con el quinto montante más bajo -5,2 millones de euros- para protagonizar el primer ascenso de su historia al escalón más alto del fútbol español.

El Rayo Vallecano, campeón, subió con el sexto límite más elevado -8,3 millones-, y el Real Valladolid se adjudicó la plaza del play-off con el décimo con 6,2 millones, el mismo que tuvo el Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios