Juan Carlos Cordero Un vaticinio que empieza a cumplirse

  • El ex director deportivo aseguró hace dos meses en su despedida que el Cádiz CF tiene plantilla para estar entre los diez primeros de la clasificación

Juan Carlos Cordero, ex director deportivo del Cádiz CF.

Juan Carlos Cordero, ex director deportivo del Cádiz CF. / Jesús Marín

La zancada larga que da el Cádiz CF en la 13ª jornada de LaLiga 1|2|3 le coloca en el emplazamiento para el que en teoría está confeccionada la plantilla. Aunque el discurso oficial que siempre ha brotado desde el interior de la entidad cadista es el de alcanzar los 50 puntos que a priori aseguran el billete de la permanencia en la categoría de plata, el ex director deportivo del club, Juan Carlos Cordero, aseguró el día de su despedida –fue destituido por el presidente, Manuel Vizcaíno, el pasado 9 de septiembre, después de haberse encargado del diseño del plantel– que el Cádiz CF posee un grupo de jugadores de suficiente potencial como para residir entre los diez primeros de la clasificación.

El conjunto entrenado por Álvaro Cervera entró en el top ten después de vencer al Reus el pasado sábado y se encaramó a la novena posición porque además de sumar los tres puntos fallaron tres adversarios –Oviedo, Almería y Numancia– que marchaban por delante en la tabla. Pasó de la 12ª a la novena plaza en la prolongación de una escalada que le condujo a subir diez peldaños en dos semanas (estaba en la 19ª, en zona de descenso).

Los gaditanos ya están, por tanto, en el sector que vaticinaba Cordero y a partir de ahora abren dos frentes. El primero consiste en no bajar de la parte media alta y tomar la mayor distancia posible con la parte trasera con la que espantar malos augurios. El Cádiz vivía hace muy poco en enredado en el descenso y todavía se halla en fase de alejamiento.

El segundo reto es pelear al máximo hasta comprobar cuál es su límite en la competición. Las dos últimas temporadas luchó por el ascenso a Primera División y la incógnita es si logrará meterse en la pomada. Una vez que entra entre los diez primeros, el propósito es seguir en ese grupo e incluso mirar más alto.

Los amarillos atesoran 17 puntos –después de sumar nueve de manera consecutiva– y se ponen a cuatro de la zona noble. Las Palmas, sexto, y Albacete, quinto acreditan los dos 21. Nada es imposible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios