Cádiz CF

La vacante del Poli Ejido, en el aire

  • El Comarca de Níjar no competirá en Segunda B si tiene que hacer frente a la deuda de los celestes

Tras no conseguir el ansiado ascenso a la categoría de bronce dentro del terreno de juego, el Comarca de Níjar está a la espera de subir de categoría por la vía administrativa.

Después del descenso de siete clubes de Segunda División B tras no poder pagar sus respectivas deudas, son muchos los equipos que esperan optar a las plazas en cuestión. Uno de ellos es el equipo almeriense, campeón del grupo IX de Tercera División y que cayó en la eliminatoria final ante el Reus.

De esta manera, en el día de ayer, la AFE se puso en contacto con Juan Segura, presidente del Comarca, para explicarle la situación. Y es que existe una ley del año 2010 de la Federación en la que se dice que el equipo que quiera ascender en los despachos deberá hacerse cargo de la deuda del club que deja la plaza vacante. Y eso, en Níjar, a día de hoy, parece inviable, tal y como reconocieron tanto el entrenador como el presidente a este diario.

La deuda a la que habría que hacer frente ascendería a unos 400.000 euros. Y habría que sumar el presupuesto en dicha categoría, algo que no están dispuestos a hacer desde las oficionas de la escuadra nijareña. El propio presidente afirmaba ayer que "no hay dinero".

Así, desde el levante almeriense se espera que el comunicado procedente de la RFEF llegue cuanto antes para poder preparar la siguiente temporada, aunque parece difícil que se derogue esa Ley. Incluso se baraja la posibilidad de que la Segunda División B la compongan tan sólo tres grupos.

Por otra parte, otros equipos, como Alhaurín de la Torre o Málaga B, están en la cola.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios