Cádiz | albacete · LA Prórroga

"Es un triunfo positivo para la autoestima"

  • Espárrago resalta el temperamento del equipo para remontar y espera que la victoria sea el inicio de la recuperación

"Lo importante era sumar los tres puntos, era la prioridad ante un rival directo y se ha conseguido. Ha costado un poco, se ha sufrido, pero se ha cumplido el cometido". El entrenador del Cádiz, Víctor Espárrago, comenzó la rueda de prensa posterior al partido valorando la trascendencia del triunfo, aunque su semblante serio no reflejaba la cara de la victoria.

El técnico uruguayo negaba que estuviera serio. "No es así. El fútbol tiene cosas bonitas y otras menos bonitas". No dijo si esas "cosas menos bonitas" fueron los gritos que el público le dedicó al equipo, pero sí aseguró de manera muy clara que "cuando un grupo trabaja no se le puede exigir más, y el grupo está trabajando para hacerlo lo mejor posible".

Del público dijo que "es soberano", a la vez que recalcó que "los reproches no serán nunca por la actitud, ni por la desgana, ni porque los jugadores no corran. A partir de ahí que la gente piense lo que quiera", añadió el entrenador, quien lanzó otro mensaje: "Hay que esperar a que termine el acto para puntuar la película".

Espárrago no encontraba una explicación lógica al desarrollo del partido. "Cuesta sacar un partido adelante, no tiene explicación ese tanteo". Apuntó que la primera parte "fue excelente, después el partido se complicó y al final ganamos".

A su juicio, la remontada supone una demostración de que los jugadores están "fuertes anímicamente. Esperamos que sea el inicio de la recuperación que queremos todos". Espárrago resaltó su satisfacción por los tres puntos y por la reacción del equipo: "cuando parecía que estaba todo perdido salió la furia, el temperamento y la pelea".

El responsable del equipo amarillo sí confiaba en la remontada porque "el deportista es optimista por naturaleza. Con el segundo gol el equipo agarró la inercia y acabó remontando", apostilló.

La importancia de la victoria no sólo tiene el valor de los tres puntos, "también por la autoestima, que a partir de ahora estará mejor para los jugadores", afirmó el técnico cadista, quien a modo de deseo añadió que "a ver si la victoria es el inicio de la remontada que todos los gaditanos quieren".

Espárrago dijo que el equipo no se sintió solo "porque el grupo está fuerte, no se puede estar pendiente de lo que se dice, hay que aislarse de los problemas externos". Preguntado por el estado anímico de Casilla, señaló que tras el partido se le caían las lágrimas, "una muestra de que los jugadores son conscientes de lo que nos jugamos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios