Cádiz CF

La difícil situación de Carrillo, Romera y Mario Barco

  • Los tres tienen serias opciones de cambiar de aires en el mercado invernal

Mario Barco, con el balón durante uno de los partidos contra el Espanyol de la Copa del Rey. Mario Barco, con el balón durante uno de los partidos contra el Espanyol de la Copa del Rey.

Mario Barco, con el balón durante uno de los partidos contra el Espanyol de la Copa del Rey.

La puerta se vuelve giratoria en el Cádiz CF en este momento de la temporada. Las incorporaciones a la plantilla están sujetas en buena medida a las salidas que se vayan produciendo. La primera fue la de Salvador Agra, que regresa a su club de origen, el Benfica, después de no haber disfrutado de muchos minutos vestido de amarillo azul. Servando está a un paso de quedarse sin ficha al no terminar de recuperarse de la fractura facial que se produjo en el encuentro contra el Tenerife de la Copa del Rey disputado el pasado mes de septiembre.

Karim Azamoum tiene las horas contadas en el Cádiz. Tiene papeletas para irse al Elche. No es fácil que continúe Alberto Perea, que no goza de la total confianza del entrenador y podría cambiar de destino. Es jugador muy cotizado en el mercado de Segunda A y el Cádiz podría intentar su traspaso.

La posición más complicada es la delantera. La plantilla cuenta en la práctica con cinco arietes una vez que Manu Vallejo ha explotado en ese puesto –lleva ocho goles entre la Liga y la Copa-. Dejan Lekic se ha hecho un hueco en el equipo y parece inamovible.

Los que no tienen asegurada su continuidad son Jose Ángel Carrillo, Dani Romera y Mario Barco. Los tres tienen posibilidades de dejar la nave amarilla. Con Manu y Lekic por delante y con algún atacante que lleguen sus opciones de participar se reducirían aún más.

En el caso de Carrillo, es el que más juega de esa terna con menos protagonismo, aunque a la hora de la verdad ejerce un rol secundario. Acredita un gol en poco más de 400 minutos –el que marcó ante el Dépor en la último compromiso del año 2018- y el Córdoba podría ser su destino si al final cambia de aires. Tiene contrato hasta el 30 de junio de 2020. En el mercado de verano estuvo a un paso de firmar por el Reus –lo impidió el límite salarial impuesto por LaLiga al club catalán- y su salida podría ser una realidad ahora.

Dani Romera se vio perjudicado por la lesión en un hombro que sufrió en la sexta jornada. Acumula tres goles pese a ser el delantero con menos minutos -171-, algunos trascendentes como el que supuso el empate en Albacete o el de la victoria ante el Rayo Majadahonda.

En verano hubo contactos para su posible marcha al Almería y las conversaciones entre los clubes se han retomado. El Cádiz pagó 350.000 euros por su fichaje procedente del Barcelona B y la entidad pretende recuperar la inversión. Su contrato expira a mediados de 2021.

Mario Barco empezó la temporada como titular pero la irrupción de Manu Vallejo y la puesta en forma de Lekic le hicieron perder peso en el equipo hasta el extremo de quedarse fuera de las convocatorias en las citas ligueras de las últimas semanas. Es el único delantero de la plantilla que no ha marcado. Atesora 360 minutos sobre el césped. El navarro fue la primera incorporación de la campaña 2018/19, firmó hasta 2021 aunque su estancia en el Cádiz puede ser mucho más corta a la vista de su escasa participación.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios