barcelona b | cádiz

El segundo objetivo pasa por no fallar ante el filial

  • Los amarillos buscan prolongar la imagen ganadora del día del Zaragoza

El segundo objetivo pasa por no fallar ante el filial El segundo objetivo pasa por no fallar ante el filial

El segundo objetivo pasa por no fallar ante el filial

El filial del todopoderoso Fútbol Club Barcelona es el adversario al que el Cádiz mide sus fuerzas este mediodía en el Mini Estadi. Un compromiso con trampa porque la situación clasificatoria de los azulgranas invita a la confusión. Con 23 puntos menos que los amarillos y anclado en los puestos de descenso a Segunda B, no hay que fiarse porque este Barcelona B viene de vencer 2-3 en El Molinón al Sporting. Las dos caras de un filial y un destino para el Cádiz: asegurar un poco más el play-off y seguir perfilando en qué posición lo jugará.

El Cádiz cerró la última jornada en la cuarta plaza, un lugar desde el que una hipotética fase de ascenso le daría la ventaja de campo en la vuelta y de seguir adelante en caso de empate en la eliminatoria. El triunfo sobre el Zaragoza (2-0), con un juego y un resultado que convencieron a los aficionados gaditanos, abrió otro horizonte para el futuro inmediato del equipo, además de cortar con las siete semanas consecutivas sin ganar. El Cádiz nunca se fue aunque es una realidad que el 2-0 sobre la escuadra aragonesa le permitió golpear con la mano abierta sobre la mesa para que se escuche en toda la categoría de plata que su vida es fuerte y segura en busca del salto a la elite del fútbol español.

Los miedos y las dudas se quedaron en el vestuario antes de enfrentarse al Zaragoza porque el camino estaba claro: ganar o ganar para volver a demostrar la vida de la que tanto ha presumido Cervera. El sello cadista es claro, la imagen que hay que dar como equipo está grabada a fuego y el hecho de que los jugadores estén concienciados de lo mucho que hay que correr y trabajar cada encuentro es la ley del vestuario. El Barça B, con sus carencias y las bajas de Ruiz de Galarreta y Aleñá, es un equipo joven y dinámico pero que está a cinco puntos de la permanencia después de que ayer el Nástic 'reventara' a la Cultural Leonesa en la durísima pugna por la salvación.

Los amarillos tendrán en el Mini Estadi un compromiso que genera incertidumbre por la cara que pueda mostrar el Barça B. Sin dos jugadores clave, el filial de García Pimienta se tiene que reinventar en la zona ancha y en ataque, y echar mano de juveniles para cerrar la convocatoria.

La experiencia del Cádiz es superior en este escenario, si bien una vez que el balón eche a rodar tendrá que trasladarse a la lucha cuerpo a cuerpo entre muchos jugadores cerca o por encima de los 30 años con otros que en algunos casos no llegan a los 20. Tablas contra frescura, veteranía contra juventud... Necesidad frente a necesidad porque los dos precisan sumar. El Barcelona B, para seguir respirando por sí solo; el Cádiz, para cerrar un poco más el círculo de la ilusión que de nuevo tomó forma el pasado lunes.

En Can Barça puede dar el Cádiz otro paso definitivo que dejaría muy cerca el objetivo del play-off, casi en el bolsillo de la ilusión de miles de cadistas.

David Pérez Pallas, colegiado de 29 años natural de Vigo (Pontevedra), pitará por quinta vez al Cádiz desde que dio el salto a Segunda División B hace ya ocho años. La primera ocasión fue en un Cádiz-Albacete (0-0), correspondiente a la segunda eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda A en la 2011-12. Dos veces el curso pasado: Cádiz-Getafe (3-0) y Huesca-Cádiz (1-1). Y un encuentro en la presente temporada: Cádiz-Numancia (0-0).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios