Cádiz CF

La sangría que no cesa

  • El equipo amarillo sigue sin encontrar la fórmula para no encajar goles y ser atrás tan fiable como en el pasado

Alberto Cifuentes ya ha visto perforada su portería esta temporada ocho veces. Alberto Cifuentes ya ha visto perforada su portería esta temporada ocho veces.

Alberto Cifuentes ya ha visto perforada su portería esta temporada ocho veces. / R. González

Comentarios 1

Mal delante y mal detrás. Los males del Cádiz no son complicados de detectar. Hallar una solución es otro asunto, harina de otro costal. Después de una temporada, la pasada, en la que el equipo amarillo se convirtió en el menos goleado de la categoría, con 29 tantos encajados, este curso promedia un tanto en contra por partido tras ocho jornadas, una cifra que, unida a la dificultad para batir el marco contrario, explica la situación clasificatoria, justo en la frontera de los puestos de permanencia.

Ya lo ha dicho en varias ocasiones Álvaro Cervera. Siendo un problema obviamente, la verdadera preocupación para él no es tanto que cueste un mundo anotar sino las facilidades que están encontrando los adversarios para llegar a las inmediaciones de Alberto Cifuentes. Los números no engañan.

Exceptuando el encuentro del estreno liguero, en el Ramón de Carranza frente al Almería (1-0), en todos los demás choques la escuadra gaditana ha visto su portería perforada. En Soria ante el Numancia (1-1), en casa con el Oviedo (1-1), en Mallorca (1-0), en Albacete (1-1), con el Alcorcón en la Tacita (0-2), en Tenerife (1-0) y el pasado fin de semana con el Nástic de Tarragona (1-1). Incluso en el duelo copero en Santa Cruz, pese a salir airoso, fue el Cádiz incapaz de dejar su portal a cero (1-2).

La combinación de problemas en ataque y en defensa justifican la caída libre. De hecho, de los que ocupan plaza de mitad de la tabla hacia arriba sólo hay dos equipos que han recibido más goles, el Zaragoza, con nueve, y el Oviedo, con 11. Albacete y Almería han encajado los mismos que los cadistas, ocho. El que menos es el Alrcorcón, con dos, seguido del Málaga, con tres; Las Palmas, con cuatro; el Sporting, con 6, y el Granada, Deportivo y Mallorca, los tres con siete. En todos los casos, salvo en el del Oviedo, aparece como denominador común y lógico un average positivo.

A los de Cervera les queda como dudoso consuelo atender a los registros de la mitad de la tabla hacia abajo, acaso las posiciones en las que tendrá que luchar por alcanzar el objetivo de evitar el descenso a Segunda B. En este sentido, en tantos encajados sólo hay un contricante, Osasuna, con mejores guarismos (siete), mientras que por detrás, peor que el Cádiz, aparecen con nueve el Elche y el Reus, con 10 el Numancia, con 11 el Lugo y el Tenerife, con 12 el Rayo Majadahonda, con 13 el Nástic y el Extremadura y con 18 el Córdoba.

En cuanto al coeficiente general, los amarillos salen mejor parados que la mitad de sus rivales directos. Así, el -3 de los gaditanos, que empatan en este apartado con el Reus, sólo está superado por el -1 de Numancia y Osasuna y el -2 de Lugo y Elche. En cambio, presentan un balance aún más negativo Tenerife y Extremadura (-4), Rayo Majadahonda (-6), Nástic (-8) y Córdoba (-9).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios