cádiz - puertollano · la crónica

¿Qué rival nos tocará? (1-1)

  • Epílogo El equipo de Jose González comienza a pensar en el sorteo del próximo día 14 tras cerrar la fase regular del campeonato con un empate sin historia ante un rival que tampoco se jugaba nada

Adiós a la fase regular de la temporada con un bostezo. El Cádiz, con los menos habituales en sus filas, no pasó del empate ante un Puertollano que tampoco se jugaba nada en el partido. Los amarillos se adelantaron muy pronto con un gol de Jose Serrano de cabeza y los blancos empataron por mediación de Santacruz nada más empezar la segunda parte. Así, sin ningún tipo de suspense, sin taquicardias en el campo y en la grada, se puso el final a una triste historia que acabó con todo el cadismo pensando en el sorteo del próximo día 14 de este mes de mayo. Real Madrid Castilla, Mirandés, Atlético Baleares... ¿Qué rival nos tocará?

Jose González sacó a escena el once esperado. Y la apuesta fue un claro 4-4-2, con el colombiano Wilson Cuero y el malagueño Dioni como hombres más adelantados. El técnico gaditano, en su regreso a los banquillos tras cumplir una sanción, vivió el partido con mucha intensidad. Pero desde el terreno de juego se transmitió muy poca chispa a las gradas. La imagen de Fondo Sur, Fondo Norte y Preferencia, consecuencia de la imagen dada en la visita al San Roque de Lepe y de la continua lluvia que cayó hasta poco antes del encuentro, pronosticaba lo que se barruntaba y se acabaría viendo: un duelo muy soso.

Lo más emocionante fue el pasillo que el Puertollano le hizo al campeón del grupo IV de Segunda División B. Y entre una cosa y otra, cinco minutos de retraso en el pitido inicial del cántabro Gómez Ríos. El primero en llegar con cierto peligro al área rival fue la escuadra de Manolo Zúñiga, que tuvo tiempo para recordar su bello y breve periplo en las filas del Cádiz. Pedro Díaz, desde la banda derecha, se sacó un centro que acabó con el balón paseándose por las narices de Gonzalo sin que ningún compañero llegara a rematar.

Los pupilos de Jose González, los menos habituales en las alineaciones del entrenador gaditano, no tardaron mucho en responder. Y lo hicieron de la mejor manera posible, con un gol. Juanse botó un saque de esquina y Jose Serrano, celebrando su enésimo regreso a los terrenos de juego, remataba de cabeza al fondo de la red.

Apenas había movimientos interesantes. Y apenas había ocasiones de gol. José Miguel Caballero y Wilfried Moke no movían con demasiada agilidad el juego del equipo amarillo y escaseaban los pases, las internadas por las bandas y los centros al área. De los remates, mejor ni hablar.

Muchos ojos miraban a Wilson Cuero, pero el joven delantero colombiano se movía muy lejos del área y ofrecía una escasa participación en la zona de definición. Mientras, Jose Serrano, el autor del gol, y Alexander Goikoetxea mostraban sus galones en el centro de la defensa ante un inquieto Antonio Moreno que, al igual que su actual entrenador, rememoraba sus partidos con la elástica amarilla.

Desde el gol poco ocurría en el césped. Juanse tiraba fuera tras una acción individual y Checa, el más enchufado de los jugadores visitantes, a punto estaba de empatar de cabeza antes de que se llegara al tiempo de descanso.

En la reanudación del encuentro, pese al carácter amistoso de la cita, ni Jose González ni Manolo Zúñiga movieron el banquillo. Y lo que se movió fue el marcador, el imaginario, porque a esas alturas ninguno de los dos luminosos del estadio Carranza funcionaban. En una acción tan aislada como sorprendente, Santacruz, muy solo desde la media luna, aprovechaba un balón que la caía muerto para batir a Gonzalo. Jose reaccionaba dando entrada a Toti en detrimento de Juanse, su jugador número 12. Curioso lo de Toti. El entrenador apostaba por él ciegamente, provocando con ello incluso la salida de Barrancos en enero, y el salmantino no fue titular ni en un partido sin nada en juego.

Con el empate, la mejor ocasión era para el Puertollano con un buen lanzamiento de Moreno. Dio incluso la sensación de que Gonzalo evitó el tanto con la yema de sus dedos. Góngora, sin excesivo trabajo en su parcela, lo intentaba sin éxito de falta directa.

El ensayo general para la fase de ascenso no veía la luz, pero los miembros de Brigadas Amarillas se dejaban la garganta una vez más en pos de su equipo. Aunque el resultado diera totalmente igual. Mirando de nuevo al campo, Jose hacía su segundo cambio y Juanjo tomaba el relevo de un apático Dioni.

A falta de veinte minutos para el final, Góngora hacía un regalo al fiel aficionado con un bonito túnel a Portela. Fue lo más vistoso de la segunda parte. Y ese dato ayuda a hacerse una idea de lo ocurrido. Mientras, Aranda, como en su debut en Almería, no se libraba de un golpe en la cabeza.

Con la gente hablando del Real Madrid Castilla, el Mirandés y el Atlético Baleares, el Cádiz agotaba sus cambios. Jaime se quedaba en el banquillo y era Óscar Pérez quien disfrutaba de unos minutos tras sustituir a Caballero. También Zúñiga daba entrada a gente fresca. Y el Ramón de Carranza despedía con aplausos a Moreno antes de que Guerra estuviera a punto de darle el triunfo a su equipo.

En el tramo final, Carrascosa, que acababa de entrar en el campo, también perdonaba.

El árbitro castigaba a los aficionados con cuatro minutos de tiempo añadido. Cuatro minutos que se hicieron eternos.

Árbitro: Gómez Ríos (cántabro). Auxiliado en las bandas por Sánchez Bustara y Gándara Gutiérrez (cántabros).

Tarjetas: Amarillas Por parte del Cádiz: Toti (78'). Por parte del Puertollano: Raúl Medina (11'), Portela (55') y Juanlu (62').

Goles 1-0 (9') Serrano. El central sevillano remata de cabeza a la red un saque de esquina botado por Juanse. 1-1 (51') Santacruz. El defensa cordobés del Puertollano empata el partido en una acción aislada tras aprovechar desde la media luna un balón que le cayó muerto a sus pies.

Incidencias: Partido de la jornada 37ª en el grupo IV de Segunda División B disputado en el Ramón de Carranza ante 4.768 espectadores, según el dato facilitado por el club. El Puertollano hizo pasillo al Cádiz antes del pitido inicial de Gómez Ríos debido a que el equipo de Jose González se proclamó la jornada pasada en Lepe campeón de grupo de forma matemática. Los dos marcadores del estadio estuvieron inutilizados durante buena parte del choque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios