Extremadura-Cádiz | Álvaro Cervera "Tenemos 69 puntos, es un número muy bonito"

  • El entrenador trata de contener la euforia tras el triunfo: "No me imaginaba estar así a esta altura"

Cervera, al límite de la zona técnica, se dirige a sus jugadores. Cervera, al límite de la zona técnica, se dirige a sus jugadores.

Cervera, al límite de la zona técnica, se dirige a sus jugadores. / LALIGA

Hay nervios y tensión en el Cádiz CF a pesar de la victoria y de tener las cosas de cara. Y es que el peso de la responsabilidad se nota en los jugadores y en el entrenador. Es la conclusión que se saca de la rueda de prensa de Cervera

"Es verdad que es un triunfo importante, ya que sabíamos que, como mínimo, había que ganar un partido. Se hace muy difícil jugar bien, hay demasiados nervios. A los jugadores los vemos todos los días en los entrenamientos, aunque en el campo se manejan en una situación distinta. Cuesta mucho. Pero lo más importante y lo que se recordará es que se gana".

El técnico admite estar "contento por el resultado a pesar de que sabemos que se puede jugar mejor". "Pero jugar bien y ganar es difícil. Te debes decantar por una de las dos cosas. Las dos son complicadas", explicaba antes de indicar cómo se puede controlar el estado de nervios del equipo. "No se gestiona. Cada uno se autogestiona como puede. El cuerpo técnico ayuda pero también está nervioso. Entre todos debemos tranquilizarnos, motivarnos... No hay una terapia para estar más tranquilo. Es complicado. Sí debemos pedir que se descanse bien y saber que el próximo partido hay que ganarlo".

A la hora de exponer cómo se ha encontrado el vestuario. Cervera dice que "está bien; se ha reunido antes de entrenar (al acabar el partido se ha llevado una pequeña sesión sobre el césped)". "Han cantado, es normal, contentos por el triunfo. No es una final del campeonato del mundo, aunque para nosotros es más importante. Estoy nervioso, tensionado, afloran los nervios".

El entrenador del conjunto amarillo agregaba que "hemos dado un paso importante". "Sabíamos que de no ganar aquí y unos resultados en contra se podían apretar las cosas. Esto te da una ventaja esperando el siguiente partido, da tranquilidad pensando en un tropiezo. Puedes perder el próximo partido y que nos meta más presión. Hasta el final no se va a celebrar nada. Veíamos que se recortaba la diferencia y la gente se ponía nerviosa".

Para acabar, mensaje a la afición: "A la gente, decirle que enhorabuena, que siga siendo de su equipo. Hemos llegado a Almendralejo y había 20 o 30 esperando. Que aguanten hasta el final, seguro que el final es bueno. No me imaginaba estar así a esta altura. Pensaba que hasta la última jornada con el Albacete íbamos a estar en la pelea. No me lo imaginaba que pueda ser antes. Tenemos 69 puntos, es un numero muy bonito y muy importante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios