Cádiz CF

Contra todo pronóstico

  • El Numancia llega a la final por el ascenso con el cuarto tope salarial más bajo de la Liga

  • El Valladolid, con la misma cantidad que el equipo amarillo

Escassi acecha a Barral en uno de los partidos del Cádiz contra el Numancia de la temporada 2017/18. Escassi acecha a Barral en uno de los partidos del Cádiz contra el Numancia de la temporada 2017/18.

Escassi acecha a Barral en uno de los partidos del Cádiz contra el Numancia de la temporada 2017/18. / fito carreto

La prueba más palpable de la igualdad imperante en LaLiga 1|2|3 ha salido a la luz en la primera eliminatoria de la fase de ascenso a Primera División. Real Zaragoza y Sporting de Gijón partían como favoritos en sus respectivos cruces con el Numancia y el Real Valladolid pero los que están en la final son los sorianos y los pucelanos. Uno de los dos celebrará el próximo sábado el salto de gigante a la máxima categoría del fútbol español mientras los dos históricos, que son maños y asturianos, tienen que afrontar un nuevo revés después de morir en la orilla.

El pase del Numancia y el Valladolid a la ronda definitiva es la penúltima demostración de que la lógica y la Segunda División A van cada una por su lado. El Zaragoza había arrasado en una segunda vuelta perfecta en la que escaló nada menos catorce puestos -desde el decimoséptimo hasta el tercero- gracias a una puntuación de récord: 47 de los 63 disputados en la segunda parte del campeonato.

Los aragoneses parecían imparables hasta que se toparon con un rival que se coló en el play-off sin hacer ruido y ahora tiene un cincuenta por ciento de probabilidades de subir a Primera. El Numancia se metió como sexto clasificado en la última jornada al aprovechar el tropezón del Cádiz, que era el que en principio estaba destinado a ocupar un lugar de privilegio.

Los sorianos no dependían entonces de sí mismos pero ahora lo tienen en su mano frente a un Valladolid que cotiza al alza en la afse decisiva de la temporada.

El cuadro pucelano, que estaba diez puntos por debajo de los gaditanos al término de la primera vuelta -en la novena posición-, no sólo remontó en la segunda sino que además tumbó a un Sporting que también había ido a más hasta que se desinfló en el momento más importante.

Si los dos favoritos cayeron después de los primeros emparejamientos, es una osadía atreverse a hacer un pronóstico para la cita definitiva. Que la ida sea en Los Pajaritos y la vuelta en el José Zorrilla no parece que sea un factor relevante porque los dos solventaron sus cruces con el segundo duelo fuera de casa.

Ni Numancia ni Valladolid partían como claros candidatos al ascenso antes del arranque de la temporada, pero uno de los dos jugará la próxima campaña contra Real Madrid, Barcelona, Atlético… Ninguno de los dos manejaba presupuestos altos. De hecho, ninguno sobrepasaba al Cádiz en el tope salarial de la plantilla. El Valladolid dispuso de 6,2 millones de euros, la misma cantidad que el equipo amarillo, en la zona media de disposición económica. El Numancia, con 4,6 millones, tenía el cuarto más bajo de la categoría, con una partida cuatro veces menor que la del Granada -casi 18 millones de euros-.

Sobre el césped no hay dinero que valga. Son once contra once y el gana el que tenga más acierto. El Numancia ya demostró en su doble enfrentamiento liguero contra el Cádiz lo que era capaz de hacer. Empató sin goles en el Carranza y ganó en Los Pajaritos por la mínima. Mejor le fueron a los amarillos frente al Valladolid, al que vencieron en casa (1-0) y ante los que igualaron en el José Zorrilla con aquel gol de Servando en el alargue.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios