Cádiz CF

Una plaza libre en el centro de la defensa

  • Cervera ensaya con Edu Ramos como pareja de Kecojevic ante las posibles bajas de Mauro y Sergio

Edu Ramos conducel el balón durante un partido del Cádiz. Edu Ramos conducel el balón durante un partido del Cádiz.

Edu Ramos conducel el balón durante un partido del Cádiz. / JESÚS MARÍN

El acompañante de Ivan Kecojevic en el eje de la zaga todavía es una incógnita que se despejará el domingo poco antes de comienzo del encuentro contra el Nástic de Tarragona -a partir de las ocho de la tarde- a no ser que Álvaro Cervera desvele el nombre el viernes en su habitual comparecencia de prensa antes del partido de turno.

El técnico ensayó ayer con Edu Ramos al lado del balcánico durante buena parte del entrenamiento desarrollado en el campo Ramón Blanco -el principal- de la Ciudad Deportiva de El Rosal. Marcos Mauro y Sergio Sánchez, ambos con molestias musculares, no pudieron trabajar con el grupo y lo tienen casi imposible para llegar a tiempo al partido salvo que se unan a sus compañeros en las sesiones de hoy y mañana y se desenvuelvan con normalidad. Es muy difícil que puedan llegar sin estar al cien por cien.

Sin el argentino ni el catalán disponibles, ni tampoco Servando -intervenido de una fractura facial sufrida en el choque frente al Tenerife de la Copa del Rey-, el míster debe tomar la decisión de quién ocupa el hueco libre que hay en el centro de la defensa. Hay varios candidatos.

Uno de los que tiene más papeletas es Edu Ramos, que recaló en el Cádiz -procedente del Córdoba- como centrocampista de contención aunque tanto desde el club como el propio futbolista indicaron que de manera ocasional puede desempeñar las funciones de defensa. Es una solución de emergencia para situaciones como la que vive ahora el Cádiz, que sólo tiene un central entero para la cita de la octava jornada. En la sesión de ayer, Edu Ramos formó dúo con Kecojevic durante un determinado tiempo en el que el equipo trabajó los movimientos que debe realizar en las labores de contención.

La plantilla se dividió después en tres grupos para disputar partidillos y Edu Ramos siguió como zaguero aunque fue Jon Ander Garrido quien formó pareja con Kecojevic. No es descartable que sea el vasco que desempeñe las funciones de defensa. Ni tampoco que el elegido por el entrenador sea Rober Correa, que ya actuó en posición en Tenerife cuando Marcos Mauro se tuvo que retirar lesionado de manera prematura.

La labor defensiva no fue la única en la que ayer se centró el conjunto amarillo en El Rosal. Si el equipo trabaja en búsqueda de la solidez necesaria para dejar de recibir goles, lo hace además con la mirada fijada en la portería contraria. Se trata de dar solución a los problemas que surgen en las dos áreas y el remate es uno de ellos después del escaso balance de goles. Con sólo cuatro tantos es el menos anotador de LaLiga 1|2|3 junto con el Rayo Majadahonda y el Nástic, el próximo adversario. Una de las tareas que ayer llevaron los jugadores fueron los centros al área y los remates.

En el vestuario son conscientes de la necesidad de afinar la puntería para retomar de manera inmediata la dinámica ganadora extraviada desde la victoria en la jornada inaugural que ya queda lejana en el tiempo. En ello están. En el entrenamiento marcaron goles. Ahora sólo falta que trasladen el acierto a los fines de semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios