Cádiz CF

"El partido era muy complicado"

  • Raúl Agné eleva a los altares la capacidad emocional de sus pupilos

A pesar de que la imagen del Cádiz dejó mucho que desear, el entrenador del equipo amarillo se mostraba satisfecho más allá de la consecución de los tres puntos y destacaba algunos conceptos de sus hombres a lo largo de los 90 minutos.

Raúl Agné hablaba de la dificultad a la que habían tenido que hacer frente. "Estoy muy contento. El partido era muy, muy complicado. Ellos contaban con una línea de cinco jugadores y otra de cuatro, sin dejarnos espacios. Era una labor de insistir sin descomponernos atrás. Y al final el gol ha venido a balón parado, que había que chutarlo", dijo en referencia a la dificultad de anotar en el lanzamiento de falta antes de añadir que "estos tres puntos son muy importantes".

El preparador de la escuadra gaditana trataba de ensalzar otros aspectos por encima del propio juego, tales como que "el equipo ha estado estable a nivel emocional", admitiendo que "puede haber faltado claridad arriba en los minutos finales, aunque hemos intentado en todo momento llevar el peso del encuentro y jugar en campo contrario".

Agné se refirió a la repercusión clasificatoria de la victoria sobre el Villanovense, que acumula a cuatro las jornadas que lleva el equipo sin perder, es decir, desde que comenzó la segunda vuelta. "Si vas ganando, empatando, ganando, empatando... vas a salir de ahí abajo. Me gustaría ver la clasificación de la segunda vuelta porque tendríamos números para estar arriba. Lo importante es que los muchachos se esfuerzan y eso es muy importante", aclarando sobre las sustituciones que "necesitábamos gente por dentro porque tenerla arriba no nos servía".

Sobre los pitos que en algunas fases se escucharon desde el graderío, el técnico cadista señaló que "la grada tiene derecho a perder la paciencia; los que no tienen derecho a irse del partido son los futbolistas, y en ese aspecto todos han estado estables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios