Cádiz CF La paliza que viene

  • El equipo amarillo tendrá que recorrer más de 5.500 kilómetros en diez días para afrontar tres partidos seguidos fuera de casa

Un entrenamiento del Cádiz en El Rosal.

Un entrenamiento del Cádiz en El Rosal. / Julio González

La temporada no ha hecho más que empezar y el Cádiz se encuentra de golpe y porrazo con tres compromisos consecutivos como visitante. La configuración de los calendarios de LaLiga 1|2|3 y la Copa del Rey obliga al conjunto amarillo a hacer un sobreesfuerzo. Es el único equipo que tiene que afrontar una situación nada habitual: entre un partido y otro del campeonato doméstico, los dos fuera de casa, en medio le toca otra cita lejos del estadio Ramón Carranza, al que ya no vuelve hasta el próximo 23 después estrenar el mes de septiembre con el choque contra el Real Oviedo disputado el pasado día 1. El Real Zaragoza encara también dos envites ligueros fuera de su terreno entre el partido copero, que sí jugará en La Romareda.

Quedan tres largas semanas hasta el regreso al santuario cadista en las que estarán a prueba la fama de consistencia de un equipo que, pese a las circunstancias, pretende extender todo lo que pueda el buen arranque de curso.

El Cádiz tendrá que recorrer en un corto periodo de diez días más de 5.500 kilómetros repartidos en tres desplazamientos que incluyen cuatro vuelos y dos trayectos por tierra. Casi no dispondrá de tiempo de deshacer las maletas. El próximo viernes comparecerá en Son Moix para medirse al renacido Mallorca –recién ascendido- en el cuarto capítulo de Segunda División A. La expedición cadista cambiará de avión para viajar a Tenerife, donde el miércoles 12 le espera el cuadro chicharrero para dirimir el duelo de Copa a partido único. Vuelta a casa y sin casi sin respiro de nuevo otra salida, esta vez al campo del Albacete el lunes 17 –quinta jornada de Liga-. Es lo que toca. El reto es regresar a casa con buenos resultados –en especial en los encuentros donde hay puntos en juego- y menos cansancio posible.

El entrenador, Álvaro Cervera, recurre a un bloque más o menos fijo en el esprint de salida de la campaña, pero ahora parece que llega el momento de las rotaciones. Para eso dispone de una plantilla que si por algo se caracteriza es por su profundidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios