cadiz cf

Un objetivo de sensatez

  • Los tan mencionados 50 puntos para asegurar la permanencia aparecen esta campaña más que nunca como el auténtico reto del Cádiz CF visto lo visto hasta el momento

Los jugadores se dirigen al vestuario tras la derrota encajada contra el Alcorcón. Los jugadores se dirigen al vestuario tras la derrota encajada contra el Alcorcón.

Los jugadores se dirigen al vestuario tras la derrota encajada contra el Alcorcón. / Jesús Marín

Comentarios 1

El tantas veces repetido objetivo de los 50 puntos para asegurar la permanencia se antoja esta temporada más real que nunca para el Cádiz, visto lo visto hasta el momento tanto en lo que respecta al elevado nivel de la Segunda División, a todas luces superior al de anteriores campañas, como a la merma en el rendimiento del equipo amarillo, que a estas alturas suma menos que en los dos cursos anteriores y, lo que es bastante más preocupante, transmite muy malas sensaciones.

Transcurridas siete jornadas, los hombres de Álvaro Cervera se hallan clasificados en la 17ª plaza con 6 puntos, los mismos que el Rayo Majadahonda, 18º; uno más que Extremadura, Elche y Nástic, el próximo rival en el Ramón de Carranza, y tres más que el colista Córdoba. Atendiendo exclusivamente a la producción de puntos, la situación de los amarillos es claramente peor que la de las dos campañas precedentes, las dos disputadas desde que con el mismo entrenador dieron el salto a la categoría de plata.

En la primera de ellas, la 2016/17, el titular de la Tacita marchaba a estas alturas en el puesto 15º con 8 puntos, dos por encima de la frontera de las posiciones de descenso a Segunda B que marcaba en aquel instante el Almería, empatado con el Alcorcón y el Getafe y con dos más que el Nástic de Tarragona. Un año después, en la 2017/18, el Cádiz en la séptima jornada marchaba el 6º con 11 puntos, cinco más que la escuadra que marcaba la frontera de la salvación, el Nástic de Tarragona, y el Córdoba; siete más que el Albacete y ocho más que el colista Sevilla Atlético.

Aunque es cierto que sólo se ha disputado una sexta parte del campeonato, no es menos verdad que los números no invitan al optimismo. A este ritmo de producción, los cadistas llegarían a los 36 puntos, lejísimos de los necesarios para evitar el descenso en los últimos dos ejercicios.

De hecho, en el 2016/17 bajaron el UCAM Murcia, con 48; el Mallorca, con 45; el Elche, con 43, y el Mirandés, con 41. Y en la campaña 2017/18 se fueron al pozo de la categoría de bronce la Cultural Leonesa, con 48 puntos; el Barcelona B, con 44; el Lorca, con 33, y el Sevilla Atlético, con 32. En ambas ocasiones, pues, alcanzar la cifra mágica de 50 puntos efectivamente garantizó la continuidad en Segunda.

Hace dos años, los de Cervera apuntaban con su trayectoria a estas alturas, la séptima jornada, a 48 puntos y llegaron a los 64, lo que les valió para terminar quintos y jugar la fase de ascenso a Primera División, en la que despertaron del sueño en el primer cruce con el Tenerife. El pasado año presentaban números para llegar a los 66 y acabaron de nuevo con 64, aunque en esta ocasión no les permitió meterse en el play-off al quedar novenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios