cádiz cf

Un motivo para el orgullo

  • José Mari, Garrido, Álex y Karim, cuatro centrocampistas envidiados

Álvaro Cervera observa el trabajo físico de Álex Fernández en el transcurso de un entrenamiento. Álvaro Cervera observa el trabajo físico de Álex Fernández en el transcurso de un entrenamiento.

Álvaro Cervera observa el trabajo físico de Álex Fernández en el transcurso de un entrenamiento. / pascu méndez

Al primer equipo del Cádiz le faltan algunos retoques para cerrar la plantilla antes del 31 de agosto, aunque ya existen argumentos que llaman al optimismo. Uno de ellos apunta al centro del campo, concretamente a los pivotes. La incursión de Karim Azamoum ha elevado el potencial de una demarcación que se puede denominar como fuerte gracias a la continuidad de Álex Fernández y Garrido, y a la recuperación plena de José Mari.

El propio Cervera no oculta la satisfacción que le supone contar con estos cuatro futbolistas para una doble posición en la que se 'cocina' mucho de lo que debe ser el ADN del equipo. El trabajo en ese puesto es la referencia para el resto de jugadores.

Garrido y Álex asumieron la titularidad la pasada temporada propiciada por la grave lesión de José Mari y el rendimiento siempre discutible de Abdullah, aunque esta campaña se presenta un escenario muy distinto siempre que las dolencias no reduzcan el potencial de los cuatro pivotes. José Mari está a pleno rendimiento y el recambio de Abdullah es un Karim que en pretemporada ha dejado sensaciones muy favorables.

Cervera sabe que en esa demarcación tiene uno de sus puntos fuertes para soñar con otro año ilusionante que mantenga al equipo siempre alejado de las posiciones de descenso a Segunda División B. Al acabar la semifinal del Trofeo Carranza, contra Las Palmas, el entrenador cadista habló claro de los pivotes. "El centro del campo de Cádiz es envidiado por muchos. Es de lo menos que nos podemos quejar. Si ellos funcionan, el equipo lo hará bien". La prueba de que por ahí todo marcha como es su deseo.

En cuanto a la actualidad del equipo, en la mañana de ayer entrenó en las instalaciones de El Rosal con todos los jugadores disponibles, incluido el sancionado Rober Correa, que se perderá el estreno liguero. Hoy, otra vez en horario matinal, el equipo repetirá sesión en la ciudad deportiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios