Cádiz CF

Una mecha que está a punto de ser encendida

  • El Cádiz no pagará dentro de unos días a Cordero lo que este defiende que le corresponde por mes trabajado

Hubo tiempos en los que Vizcaíno y Cordero presentaban al alimón a los fichajes, como el caso de Sankaré. Hubo tiempos en los que Vizcaíno y Cordero presentaban al alimón a los fichajes, como el caso de Sankaré.

Hubo tiempos en los que Vizcaíno y Cordero presentaban al alimón a los fichajes, como el caso de Sankaré. / cádiz cf

Ayer fue el último día de julio, el primer mes que acaba de los correspondientes a la temporada 2018/19. Eso significa que jugadores y técnicos cobrarán la primera mensualidad de la campaña muy pronto, en teoría el lunes 6 de agosto si no se produce algún tipo de retraso. Entonces se confirmará que el Cádiz no ingresará en la cuenta corriente de Juan Carlos Cordero, su director deportivo, la cantidad de dinero recogida en el contrato que se actualizó cuando Quique Pina todavía desempeñaba las funciones propias del cargo que ostentaba por aquel entonces, el de consejero delegado encargado de todo lo relacionado con la parcela deportiva. En cambio, sí cobrará la cantidad de euros que venía reflejada para las mensualidades en el contrato anterior a que se produjeran cambios en las condiciones del mismo.

Sabida era la disparidad de criterios existente entre Manuel Vizcaíno y Juan Carlos Cordero a la hora de considerar el contrato modificado, pero ahora será cuando el tema adquiera ya un tono más serio y preocupante porque para una de las partes se incumplirá lo que considera legal. Guerra habemus porque en los últimos tiempos, y ya van meses desde que saltó la polémica, ni uno ni otro han dado su brazo a torcer, manteniendo sus posturas de manera férrea. El presidente no otorga validez al nuevo contrato porque opina que no se halla dentro de los parámetros económicos asumibles por el club mientras el director deportivo defiende la legalidad de ese contrato actualizado al estar firmado por un consejero delegado con poderes para ello.

Se avecinan semanas tormentosas porque Cordero tiene claro que se verá obligado a ir contra el club si no le pagan como él pretende, tal como se actualizó en la etapa de Pina. Y Vizcaíno no parece nada predispuesto a variar de actitud, aunque una frase suya pronunciada ayer permite que se abra una ventana a la esperanza: "Siempre estaré dispuesto a tenderle la mano en busca de una solución amistosa".

En cualquier caso, lo sorprendente es que ya se ha producido un primer impago según el criterio de Cordero, director deportivo de enorme valía e importancia en lo que ha sido el Cádiz recientemente. En este contrato nuevo se recoge que recibirá determinado porcentaje por cada traspaso que haga el club. Este ya ha cobrado los 250.000 euros del club belga que fichó a Lucas Bijker, pero Cordero no ha visto un euro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios