Cádiz CF

El mayor desafío del curso

  • El conjunto amarillo pondrá a prueba su excelente dinámica en el terreno de un Málaga que ha ganado todos sus partidos en casa salvo la derrota frente al líder

Blanco Leschuk es el máximo goleador del Málaga con media docena de tantos. Blanco Leschuk es el máximo goleador del Málaga con media docena de tantos.

Blanco Leschuk es el máximo goleador del Málaga con media docena de tantos. / Marilú Báez

El Cádiz Club de Fútbol afronta el viernes el mayor desafío del curso envuelto en plena vorágine de victorias. Visita nada menos que al Málaga, el conjunto más poderoso de la categoría de plata y uno de los indiscutibles favoritos al ascenso. De los recién descendidos, el que más tiempo aguantó en Primera División -diez campañas seguidas- antes de caer en los brazos de LaLiga 1|2|3.

El equipo amarillo encara una de las salidas más comprometidas de la temporada con la tranquilidad que otorgan los 29 puntos que guarda como un tesoro y el aval de los siete triunfos consecutivos que le han impulsado hasta la zona noble de la clasificación. El octavo parece una misión harto complicada pero nada es imposible sobre el terreno de juego mientras el balón esté en circulación. La diferencia entre los dos es de sólo tres puntos -32 acreditan los de Juan Ramón López Muñiz-.

El cuadro costasoleño sólo ha recibido dos goles en sus ocho partidos como local

Los números que cosecha el Málaga en el estadio La Rosaleda son el espejo que refleja lo que le aguarda al Cádiz a partir de las nueve de la noche del día 14. Un encuentro difícil como pocos. El cuadro costasoleño es el equipo que más partidos gana como local: siete, los mismos que el Alcorcón.

Los malagueños lo ganan casi todo en su feudo, pero presentan un tachón que abre una ventana a la esperanza. En sus ocho enfrentamientos como anfitriones, sólo una vez dejaron de vencer, precisamente en la última cita delante de su parroquia, que finalizó con derrota. Fue en la 16ª jornada ante el Granada –el actual líder de Segunda División A–, otro de los huesos duros de la competición que, como los blanquiazules, están metidos de lleno en la batalla por el ascenso ya sea por la vía directa o por el recorrido más largo. El primero de la tabla es el único que ha sido capaz de hacer saltar por los aires el fortín de La Rosaleda con una victoria por la mínima. No es fácil para los visitantes marcar en La Rosaleda.

El Málaga sólo ha recibido dos goles en los 720 minutos de fútbol practicados sobre su terreno. Además del que hizo el Granada, el Albacete –quinto clasificado– marcó un tanto que no evitó que se marchase de vacío (2-1).

Los demás rivales no sólo regresaron a sus lugares de origen sin un solo punto, sino que además no anotaron un solo tanto, como fueron los casos del Alcorcón (1-0), Tenerife (1-0), Córdoba (3-0), Rayo Majadahonda (1-0), Numancia (2-0) y Nástic de Tarragona (2-0). El conjunto costasoleño es el menos goleado en casa -dos- junto con el Alcorcón.

Defiende con solvencia y marca. El balance del próximo conjunto que recibe al Cádiz es de 12 tantos a favor y dos en contra –un saldo positivo de diez–. De las siete victorias del Málaga en su territorio, cuatro las cerró con un marcador apretado y la diferencia fue mayor ante adversarios de la parte baja de la tabla. El Cádiz tratará de llevar el partido al lugar que le interesa, con pocos goles y la intención de puntuar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios