Cádiz CF

Un goleador de otra época

  • Alfredo Ortuño, que se ha metido de lleno en la lucha por el Pichichi de la categoría, aspira a seguir los pasos de los cadistas Paco Baena y Salva Mejías

Un goleador de otra época Un goleador de otra época

Un goleador de otra época

Durante años, el puesto de delantero centro del Cádiz, ese hombre llamado a mantener un especial idilio con el gol, se convirtió en un auténtico tormento. Temporada tras temporada, los responsables del club optaban por hombres, a veces también nombres, que terminaban por no dar la talla esperada o simplemente resultaban un verdadero fiasco. Este curso, sin embargo, la apuesta personal por el ariete de Quique Pina y Juan Carlos Cordero, obviamente avalada por Álvaro Cervera, parece ir mejor encaminada que nunca. Alfredo Ortuño se ha instalado de lleno en la pelea por el Pichichi de la categoría e incluso empieza a desafiar los registros de los máximos realizadores del equipo amarillo a lo largo de la historia en la División de Plata. El murciano, de hecho, aspira a seguir los pasos de Baena y Salva Mejías.

Con 9 tantos, ocupa en estos momentos la tercera posición de la tabla de goleadores de LaLiga 1|2|3, sólo superado por Roger y Joselu, ambos con 10. El atacante cadista ha conseguido su marca en 16 partidos, después de 1.370 minutos, por lo que promedia un gol cada 152 minutos. El atacante del Levante, por su parte, lo ha logrado también en 16 encuentros y 1.424 minutos, por lo que promedia un gol cada 142 minutos. Por último, el futbolista del Lugo los ha anotado tras 17 partidos y 1.510 minutos, promediando por lo tanto un gol cada 151 minutos.

La presencia del delantero del Cádiz en el podio provisional invita a mirar al pasado para comprobar dónde está el techo y, aunque aún queda mucha competición por delante, conjeturar con hasta dónde podría llegar. De este modo, los auténticos referentes del conjunto gaditano en Segunda A deben ser, por derecho propio, Paco Baena y Salva Mejías, que alcanzaron el mayor premio posible al conquistar el trofeo de máximo goleador de Segunda División. El también ex del Atlético de Madrid firmó 22 goles, la mejor cifra de todos los tiempos para un delantero cadista, en la campaña 1973/74, en la que se disputaban 38 encuentros, mientras que el hermano menor de Pepe Mejías se hizo con el Pichichi con 16 dianas en la 84-85, también de 38 partidos y que concluyó con ascenso a Primera División.

Ellos, Baena y Salva Mejías, son los líderes de un listado repleto de jugadores, no en vano el Cádiz ha completado 37 temporadas en Segunda, y en el que merecen ser destacados algunos como el puertorrealeño Pollito Roldán, que se fue hasta los 19 en la 39/40 y se quedó en 18 en la 40/41, ambas tras 22 encuentros; Quirro, que marcó 17 en la 57-58, cuando se disputaron 38 partidos; el conileño Miguel, que repitió cifra, 15, en la 60-61 (acabó como tercer máximo realizador de la Liga) y en la 61-62, en las que se jugaron 30 partidos; Blanco, que procedía del Jaén, igualmente con 15 en la 63-64, también con 30 encuentros; Machicha, que llegó a los 17 en la 71-72 y 72-73, cuando quedó tercero, ambas de 38 partidos; Ibáñez y Quino, que igualaron con 15 tantos en la inolvidable temporada 76-77, de 38 encuentros, que representó el primer ascenso cadista a la máxima categoría, y Mágico González y Pepe Mejías, que empataron en el segundo puesto con15 en la 82-83, también de 38 partidos y que concluyó con salto a Primera. Sin llegar a esos números, merecen una mención ex de la talla de Juanito Mariana, tres veces el mejor goleador del equipo pese a tratarse de un centrocampista, que, en cursos de 30 partidos, anotó 9 en la 64/65, 10 en la 66/67 y de nuevo 9 en la 67/68, última que se disputó con una Segunda de Grupo Norte y Grupo Sur; la dupla formada por el chileno Carvallo y Lloret, con 10 cada uno en la 74/75 y 7 cada uno en la 75/76, y el tridente integrado por Choquet, Lalovic y Pepe Mejías, alcanzando 9 cada uno en la inolvidable campaña del ascenso a Primera en Elche.

En tiempos más recientes, el único futbolista que se ha acercado a unos guarismos dignos de mención es el canario Jonathan Sesma, más extremo que ariete y que logró 13 en la 2004/05, de 42 partidos. Curiosamente, en la última ocasión en la que el Cádiz militó en Segunda, en la 2009/10, el máximo realizador tras 42 encuentros fue Ogbeche con los mismos goles que lleva en estos momentos Ortuño. El Cádiz acabó descendiendo, un dato que no debe sorprender porque, como la simple lógica apunta, en la medida que el equipo ha materializado más goles y ha contado con un estilete en punta, así ha sido la clasificación final. En este sentido, los 9 goles del murciano cuando todavía no se ha atravesado el ecuador del torneo se antojan una firme invitación al optimismo. De seguir en esta línea, perfectamente podría llegar a rebasar la frontera de los 22 goles que sitúan a Baena como el mejor Pichichi del Cádiz en Segunda, y a buen seguro los amarillos conservarían la categoría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios