Cádiz CF

La firma, la próxima semana

  • Pina y Vizcaíno acercan posturas y, si nada se tuerce a última hora, el presidente cederá al consejero delegado la potestad para hacerse cargo de toda la gestión deportiva de la entidad

Manuel Vizcaíno (i) dará el poder de la firma de la gestión deportiva a Quique Pina si no surgen más discrepancias. Manuel Vizcaíno (i) dará el poder de la firma de la gestión deportiva a Quique Pina si no surgen más discrepancias.

Manuel Vizcaíno (i) dará el poder de la firma de la gestión deportiva a Quique Pina si no surgen más discrepancias. / J.P.

Antes o después tenían que ponerse de acuerdo porque por encima de todo está el bien del Cádiz. Quique Pina y Manuel Vizcaíno llegan por fin a un entendimiento y la próxima semana -en teoría debería ser en el arranque- el presidente dará al consejero delegado el poder de firma de todo lo relacionado con la gestión deportiva del club. Una vez que se realice ese trámite, que tiene pasar por el Consejo de Administración, Pina obtendrá plenos poderes en los asuntos que tengan que ver con el ámbito deportivo fruto del pacto que los dos presentaron hace poco más de un año en la sala de prensa del estadio Ramón de Carranza.

Los dos han acercado posturas y, a no ser que surjan diferencias a última hora, todo apunta a que la semana entrante se abrirá paso la calma una vez que se produzca la cesión de la firma. En cualquier caso, hasta que no sea definitivo hay que ponerlo en cuarentena porque hace tres semanas el club anunció ese acuerdo que no terminó de sustanciarse. Ese precedente cercano es toda una invitación a la cautela.

La voluntad de acuerdo de ambas partes, si llega a buen puerto, permitirá superar determinados desencuentros que han surgido en los últimos tiempos a raíz de ese asunto.

Vizcaíno afirmó la noche del pasado jueves que "estoy convencido de que ningún interés individual superará al colectivo porque todos queremos al Cádiz CF". Ahora toca esperar unos días para comprobar si las buenas intenciones se traducen en hechos.

La cuestión es dar prioridad al funcionamiento del club y al objetivo de que el equipo amarillo desempeñe el mejor papel posible en la campaña que está a punto de empezar.

Si la tranquilidad institucional regresa a la entidad lo hará en un momento importante porque aún quedan varios fichajes para completar la plantilla. Las discrepancias entre los dos dirigentes dificultaba el avance para terminar de confeccionar el plantel que afrontará la nueva temporada pero ahora, una vez que vuelven a encontrar un punto en común, el camino se allana y será más fácil culminar el trabajo.

La afición había dado muestras de preocupación al comprobar, a través de los medios de comunicación, que se había producido una situación de bloqueo que en realidad afectaba a la firma de contratos de nuevos jugadores, pero no a la labor de Pina y el director deportivo, Juan Carlos Cordero, que manejan una amplia lista de futbolistas y mantienen contactos con algunos de ellos para reforzar la plantilla, a la que le falta al menos un portero, un lateral derecho y un defensa central. Como mínimo aterrizarán tres futbolistas, aunque podría recalar algún jugador más hasta el próximo día 31 y no es descartable que se produzca alguna salida en forma de cesión e incluso haya algún traspaso. Mientras el mercado esté abierto puede pasar de todo. Pero la prioridad inmediata es que Pina y Vizcaíno alcancen un acuerdo plasmado en un documento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios