cádiz cf

Un extremo por si acaso

  • El club anuncia la incorporación del portugués Salvador Agra, que jugó la segunda mitad del pasado curso en el Granada y llega cedido por el Benfica

Salvador Agra controla el balón perseguido por Vitolo durante un partido de Copa del Rey entre el Betis y Las Palmas. Salvador Agra controla el balón perseguido por Vitolo durante un partido de Copa del Rey entre el Betis y Las Palmas.

Salvador Agra controla el balón perseguido por Vitolo durante un partido de Copa del Rey entre el Betis y Las Palmas. / efe/paco puenets

Salvador Agra, futbolista portugués de 26 años y 1,66 de altura, se convirtió ayer en el sexto refuerzo del Cádiz CF para la próxima temporada, tras confirmar el club la cesión del jugador por parte del Benfica.

El atacante, que se desenvuelve habitualmente como extremo derecho aunque también puede ubicarse como delantero, se formó en el Varzim SC y el SC Olhanense luso antes de dar el salto al fútbol español en 2012 de la mano del Betis, en Primera División. Posteriormente probó fortuna en Italia, en el Siena, y regresó a su país para militar en el Braga, Académica de Coimbra, Nacional y Benfica, que lo cedió al Desportivos das Aves hasta que el pasado mes de enero fue cedido al Granada.

Agra, que ya se encuentra en la capital gaditana, pasó el reconocimiento médico y hoy mismo tomará parte en la sesión preparatoria de El Rosal a las órdenes de Álvaro Cervera, que podría contar con él para el amistoso previsto esta tarde-noche en Chiclana.

El luso es la sexta incorporación de los amarillos para la campaña venidera, después de las de los laterales David Carmona y José Joaquín Matos, el delantero Mario Barco, el mediapunta Ager Aketxe y el centrocampista francés Karim Azamoum.

Salvador José Milhazes Agra (Vila do Conde, Portugal, 11 de noviembre de 1991) ya conoce la Segunda División del fútbol español porque jugó la pasada campaña en el Granada durante la segunda vuelta después de que llegara en el mercado invernal. Con el conjunto nazarí disputó 14 encuentros, nueve de ellos como titular, en los que completó algo más de 700 minutos, sin marcar siquiera un gol.

Antes de esa cesión, el Benfica lo tuvo a préstamo durante la primera mitad de la competición en el Desportivos das Aves de la Primera División portuguesa, en donde anotó tres tantos en 17 partidos, todos como titular.

Salvador Agra comenzó su carrera deportiva en el Varzim SC, club en el que se formó en las escalas inferiores y desde el que pasó al SC Olhanense, con cuyo primer equipo disputó en la temporada 2011-12 un total de 27 partidos, 21 como titular, en los que hizo cuatro dianas.

En la 2012-13 vivió su primera experiencia en el extranjero ya que compartió el curso entre la Primera División española, en el Betis, con el que marcó un gol en los 10 choques que jugó, siete como titular, y el Siena italiano, con el que disputó nueve encuentros, tres de ellos saliendo en el once inicial, sin ver puerta.

De regreso a su país, Agra militó en la campaña 2013-14 en el Braga,con el que jugó ocho partidos, sólo uno como titular, y el Academia de Coimbra, con el que disputó 14 duelos, 11 como titular, y marcó cuatro tantos.

En la 2014-15, de nuevo en el Braga, disputó en total 26 encuentros en los que alcanzó los cuatro goles, pero sería en la temporada 2015-16, en las filas del Nacional de Madeira, cuando firmó los mejores números hasta la fecha, no en vano llegó a intervenir en 34 partidos, 33 de ellos desde el inicio, y rubricó nueve goles, su mejor registro.

En la siguiente campaña, otra vez con el Nacional, se quedó en 31 encuentros, 28 como titular, y tres goles, fichando por el Benfica, que optó el pasado curso por la doble cesión a Desportivos das Aves y Granada en lugar de hacerle hueco en su plantilla.

El aterrizaje de Salvador Agra supone para el Cádiz un refuerzo importante no tanto considerando los efectivos que hay en estos momentos en la plantilla sino lo que pueda suceder de aquí al cierre del mercado.

En este sentido, cabe destacar que, a pesar de que el mismísimo presidente de la entidad, Manuel Vizcaíno, ha insistido en que ni Álvaro García ni Salvi Sánchez están en venta y que sólo saldrán previo pago de su cláusula de rescisión (ocho millones en el caso del utrerano y seis en el del sanluqueño), el entrenador trabaja con el convencimiento de que dos de los jugadores que en estos dos años y pico que lleva en la Tacita de Plata han sido pilares básicos de su proyecto pueden abandonar la nave. Y Cervera comparte sus reflexiones y temores con el director deportivo, Juan Carlos Cordero, que tampoco ha ocultado su especial preocupación por los extremos.

Queda mucho verano por delante y las cosas pueden dar infinidad de vueltas, pero los responsables deportivos hacen bien curándose en salud con fichajes que aseguren dos jugadores de ciertas garantías por puesto. Si finalmente Salvi se queda, también continúan Nico Hidalgo y Moha y como consecuencia de ello se produce un overbooking en el costado derecho, entonces, sólo entonces, habrá que tomar alguna medida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios