Cádiz | Oviedo

Un examen de calado

  • El equipo amarillo, sin Garrido ni Kecojevic, pone a prueba su buen arranque de curso ante un candidato al ascenso

  • Cervera convoca a todos los disponibles, incluido Edu Ramos

Un examen de calado Un examen de calado

Un examen de calado

El campeonato va ganando en interés a medida que se adentra en la entretenida rutina de la competición. La tercera jornada de LaLiga 1|2|3 irrumpe el primer fin de semana de septiembre con un duelo de máximo interés que medirá la temperatura del equipo de casa. El Cádiz recibe al Real Oviedo -a partir de las siete de la tarde en el estadio Ramón de Carranza, ofrecido en directo y en abierto por televisión a través del canal Gol- con el firme propósito de hacer bueno el empate (1-1) cosechado en Soria ante el Numancia en la que fue la primera visita de la temporada.

Amarillos y azulones estrenan el renovado césped del santuario cadista en un choque de pronóstico incierto, como es habitual en un torneo tan atractivo como largo como es el que se dirime en Segunda División A. Ivan Kecojevic, goleador y expulsado en Los Pajaritos, Jon Ander Garrido, lesionado de un tobillo -aún no ha podido debutar esta campaña- y el recién llegado Jairo, también lesionado, son bajas en la escuadra de Álvaro Cervera. El técnico ha convocado a todos los jugadores disponibles y será hoy cuando decida quiénes son los 18 que forman parte de la lista definitiva. Las obligadas ausencias minimizan el quebradero de cabeza que supone para el míster la decisión de quiénes son los futbolistas descartados para la cita.

Extender una jornada más el buen comienzo de curso es el reto de un Cádiz que quizás afronta la prueba más exigente desde la apertura de la Liga frente a un rival que, en su segundo desplazamiento consecutivo, llega pletórico después de haber dado un sonoro golpe sobre la mesa con el contundente triunfo (2-4) que obtuvo en el terreno del Córdoba. Todo un aviso para el inquilino del Carranza, obligado a permanecer vigilante de su área sin olvidar la portería contraria. El acierto en las dos áreas es hoy más importante que nunca. La igualdad se puede romper por cualquier detalle: un rechace, una acción a balón parado, un error...

Gaditanos y ovetenses ponen a prueba su estado en los albores de campaña envueltos en un arranque de temporada idéntico. Los dos están empatados a cuatro puntos en la parta alta de la clasificación, invictos y con sensaciones que invitan a pensar en que van a poder pelear por las posiciones de la zona noble, aunque el punto de partida de cada uno es distinto. Mientras los andaluces se ciñen al discurso de años anteriores, consistente en la persecución de los famosos 50 puntos -no les ha ido mal con ese planteamiento-, los asturianos mantienen el que esbozaron desde que abandonaron la categoría de bronce -noquearon al equipo amarillo en aquella eliminatoria entre campeones en el ejercicio 2024/15- y no esconden que su aspiración es ascender a Primera División.

La intensidad es el rasgo más coincidente entre dos conjuntos que basan buena parte de su fútbol en la anulación del juego del oponente. El Oviedo ha empezado con acierto goleador -con cinco tantos es el equipo más anotador en el sprint de salida- pero ha recibido tres dianas. El Cádiz sólo lleva una en contra -de penalti- pero no sobresale por su puntería: sólo dos a favor.

Se prevé un choque equilibrado en el que el anfitrión, arropado por su hinchada, deberá saber jugar sus cartas mejor que nunca para tratar de quedarse con todo un botín que le auparía hasta los siete puntos en sólo tres compromisos. La batalla en el centro del campo está servida con un envite que puede ser determinante en el devenir del encuentro. El que salga ganador del duelo entre José Mari-Álex Fernández y Boateng-Javi Muñoz-Sergio Tejera adquirirá papeletas para abrazar la victoria.

Uno de los peligros del cuadro carbayón es precisamente su poderío con tres hombres en la medular, al que tendrá que hacer frente el equipo local con la incógnita de si Cervera armará el primer trivote de la temporada. Para ello debería sacrificar a Aketxe o a uno de los jugadores de banda.

Si el míster decide no cambiar el dibujo, en el primer enfrentamiento después del cierre del mercado de fichajes el entrenador recurrirá al bloque que ha iniciado la andadura 2028/19 con buen pie. La alineación no variará mucho respecto a la de la semana pasada, con Alberto Cifuentes en la portería y una defensa integrada por Rober Correa, Servando, Marcos Mauro y Matos. El capitán estrena titularidad. José Mari y Álex Fernández apuntan un día más a la medular, escoltado en las bandas por Salvi y Manu Vallejo. Ager Aketxe se moverá en tres cuartos y Mario Barco ocupará la posición más adelantada.

Anquela repetirá el once que arrasó en el Nuevo Arcángel. La expedición oviedista se desplazó a territorio gaditano con 18 jugadores, con la baja ya conocida del lesionado Ramón Folch.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios