Cadiz CF

Los dos equipos ya preparan la importante cita del Lunes Santo

  • El ex cadista Ferreiro califica de final el partido y Servando habla de recortar tres puntos

Servando golpea el balón durante un entrenamiento en El Rosal. Servando golpea el balón durante un entrenamiento en El Rosal.

Servando golpea el balón durante un entrenamiento en El Rosal. / fito carreto

El Cádiz y el Huesca ya trabajan con la mente puesta en el duelo del próximo lunes. El equipo amarillo desarrolló ayer la primera sesión de la semana con varias ausencias en principio por precaución -Lucas Bijker, Ivan Kecojevic y Salvi- y la habitual de Dani Romera, lesionado aunque trabajó al margen.

El conjunto oscense se ejercitó ayer también el día después de la derrota frente al Sporting de Gijón en una sesión enfocara a la recuperación física y a la terapia de grupo para fortalecer el ánim. Los mensajes que salen del vestuario del Huesca es que el equipo saldrá del bache en el Carranza en un partido que el ex cadista David Ferreiro -ahora en las filas del cuadro aragonés- calificó de "final".

Nadie pone en duda la importancia de ese encuentro y el capitán del Cádiz dijo ayer que aunque quedan once jornadas "nosotros sólo miramos al lunes porque es un rival directo al que podríamos recortar tres puntos". El defensa destacó ayer en la Cope que la Segunda División A "es muy igualada y eso hace que cada semana se produzcan cambios". Aunque el equipo se centra en el partido contra el Huesca, el zaguero expuso que "ahora vienen enfrentamientos directos y está en nuestra mano el meternos aún más arriba".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios