Cádiz CF

"Será un encuentro para tíos"

  • Bermúdez lanza un mensaje que persigue la motivación extra de sus compañeros: "A Lucena hay que ir a la guerra para ganar como sea" · Moke habla de "momento crítico" y admite sentirse "avergonzado"

Al vestuario del Cádiz parece haberle llegado hondo el tremendo enfado de la afición cadista, después de la derrota ante el Melilla. Los jugadores, parte importantísima de esta debacle, asumen sus responsabilidad y empiezan a rodar mensajes que buscan la motivación extra, subir la autoestima para que el choque en Lucena sea el principio de la reacción. Bermúdez y Moke abrieron ayer el tarro de la sinceridad para decir sin reparo lo que piensan.

El lateral zurdo que en las últimas semanas viene actuando de central, reconoce que no hay que sorprende con la alta exigencia que marca la camiseta amarilla. "Cuando vienes al Cádiz ya sabes que hay unos objetivos que cumplir porque es un club exigente en ese aspecto. Estamos haciendo todo lo contrario a lo que se esperaba y es normal que se apliquen medidas, que las respeto pero cada uno es responsable y sabe lo que tiene que hacer en su casa. No creo que fuera necesario pero lo respeto", dijo sobre las medidas disciplinarias anunciadas por Alessandro Gaucci.

Bermúdez entiende que el equipo necesita personalidad en el campo, saber qué quiere en cada momento. "Falta saber estar. El equipo lo da todo, aunque esa ansiedad que tenemos nos provoca el no saber estar en el campo y que se tomen decisiones equivocadas en algunos momentos del partido".

Su objetivo más inmediato es Lucena, destino para el que se prepara con el cuchillo entre los dientes. "En Lucena hay que ganar. Hay que ir a la guerra. En el amistoso de mañana (por hoy) vamos a ver ya lo que nos va a esperar este fin de semana. Será complicado porque ellos también se juegan mucho, y va a ser un partido para tíos y nada más. Se verá quién vale o no vale".

El otro futbolista que pasó por la sala de prensa de El Rosal fue Moke, que como Bermúdez centro su intervención en el difícil momento que vive el vestuario. "Desde que juego al fútbol estoy viviendo mi peor momento deportivo porque nunca me había pasado lo de estar en esta situación en la clasificación y no lo estoy pasando bien. Es algo muy delicado para todos porque las aspiraciones siempre ha sido pelear por el primer puesto, pero por una cosa u otra al final hemos tocado fondo", agregando una frase para la esperanza: "Hay que cambiar esto cuanto antes".

El cadista se refirió a la reunión del plantel con Gaucci, respondiendo al mánager general. "Es posible que la charla de Gaucci nos venga bien. Ya se han buscado todas las formas posibles para sacar esta situación adelante y no hemos tenido resultado. Ahora hay que pensar que esto sirva para que todos nos demos cuenta que realmente se está en un momento crítico". Y tiene palabras para la afición. "Se me cae la cara de vergüenza y no tengo palabras para definir esta situación", concluye Moke.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios